Despliega el menú
Aragón

DEBATE HERALDO CON LOS CANDIDATOS A PRESIDIR ARAGÓN

Un debate de guante blanco con algún error de calado

El candidato de CHA y consejero de Vertebración del Territorio ha reducido a 60.000 los habitantes de la provincia de Teruel, cuando son más del doble.

El momento del debate con cuestiones a los candidatos
El momento del debate con cuestiones a los candidatos
José Miguel Marco

Los ocho candidatos de los principales partidos en las próximas elecciones del 26 de abril han celebrado este jueves, organizado por HERALDO, un debate de guante blanco sin apenas enfrentamientos personales y que ha contado con algún error garrafal, sobre todo en el cuestionario que se ha hecho a los cabezas de lista.

Así hemos narrado el debate electoral de HERALDO minuto a minuto.

Esta parte, la cuarta de la cita en el Auditorio de Zaragoza, fue una de las más llamativas. Como si de un concurso televisivo se tratara, los candidatos tenían que responder, con una pizarra personal, a distintas cuestiones. La primera de ellas ha sido la que más juego ha dado: ¿cuántos habitantes tiene la provincia de Teruel?

Aquí ha habido algún error sonado, como el del actual consejero de Vertebración del Territorio aragonés, José Luis Soro, que se ha quedado en 60.000 cuando en realidad el número de habitantes es más del doble, 134.000. Casi igual de lejos se ha quedado el cabeza de lista de Vox, Santiago Morón (70.000), mientras que tampoco ha acertado el cabeza de lista socialista y jefe del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, que se ha pasado y ha escrito 160.000.

El candidato de CHA comentaba su error después en Twitter:

También la tercera parte del debate ha dado juego. Aquí, los candidatos tenían que responder a preguntas de ciudadanos de a pie a los candidatos, que ellos mismos han ido eligiendo de una lista de forma aleatoria, como si fuera un sorteo. Esto ha deparado situaciones curiosas y ha hecho intervenir al moderador, que ha salido al paso para recordar que “la suerte es caprichosa”.

El candidato del PP, Luis María Beamonte, ha tenido que responder por ejemplo a una cuestión muy cercana a los populares, como es la ley de sucesiones, pero también a otro punto bastante más peliagudo, como la inmigración. En este caso, Beamonte ha salido al paso alegando que se trata de una “competencia estatal” y defendiendo que se trata de “personas que bastante sufrimiento tienen”. Por su parte, el cabeza de lista de IU, Álvaro Sanz, ha tenido más ‘suerte’ y le ha correspondido una representante de Comisiones Obreras y un miembro de Atades, con temáticas a priori más sencillas para él.

Alguien se tenía que atrever con el número 13, y ha sido la candidata de Podemos-Equo, Maru Díaz, la que ha tomado la iniciativa. La protagonista era una trabajadora autónoma que ha preguntado las iniciativas del interlocutor ante una posible reforma en el ámbito de los empleados por cuenta propia. Mientras, el cabeza de lista de Vox, Santiago Morón, ha sido objeto de preguntas fáciles que sin embargo ha tenido dificultades para responder; en el primer caso sobre desempleo, ante la que al principio ha dicho que no sabía si había “entendido bien” la pregunta y después ha vuelto a la “bajada de impuestos” como argumento; después ha sido cuestionado por su postura en investigación y sin embargo ha respondido ciñéndose a la universidad.

Por lo demás, el debate se ha conducido con una educación exquisita y apenas ha habido lugar para los reproches cruzados. En este campo el candidato más incisivo ha sido el de CHA, José Luis Soro, quien se las ha tenido sobre todo con el candidato de Ciudadanos, Daniel Pérez, pero también con la de Podemos-Equo, en este caso a cuenta del ICA; ante el reproche de Díaz por este impuesto, Soro le ha recordado que si no se había “reformado” era porque la formación morada se había “negado”.

Etiquetas
Comentarios