Despliega el menú
Aragón

Biodiversidad

Solo dos de las especies en extinción que hay en Aragón consiguen remontar

Más de un millón de especies están al borde la desaparición en el planeta. En Aragón hay 229 amenazadas y solo 10 planes activos de conservación o recuperación.

Captura de ejemplares de quebrantahuesos en el Pirineo para su traslado al Maestrazgo castellonense
Captura de ejemplares de quebrantahuesos en el Pirineo para su traslado al Maestrazgo castellonense
DGA

Un millón de especies animales y vegetales están al borde de la extinción en el planeta. Esa es la conclusión a la que han llegado expertos de 50 países tras tres años de trabajo durante los que han hecho una radiografía de la biodiversidad terrestre. La Plataforma Intergubernamental en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (Ipbes) presentó este lunes en la Unesco este sombrío diagnóstico en el que se subraya la responsabilidad humana y se insta a cambiar de forma radical los métodos de producción y consumo si se quiere poner freno a la situación.

De momento, la Ipbes solo ha presentado las conclusiones de un informe de más de 1.500 páginas que se publicará completo a lo largo del año, de modo que por ahora no especifica las especies que podrían dejar de existir por completo en las próximas décadas.

Sin embargo, coincide que el Gobierno de Aragón ha publicado este año la Estrategia Aragonesa de Biodiversidad, un documento enfocado a que la Comunidad integre entre sus políticas públicas la contribución a la "lucha contra la pérdida de diversidad biológica que sufre el planeta" abordando ,en la medida de lo posible, la parte que atañe al territorio aragonés.

Muchas especies amenazadas en Aragón y pocos planes

Este documento reconoce que la biodiversidad aragonesa adolece de importantes lagunas en conocimiento y descripción, aunque recuerda que el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón vigente incluye 229 especies, de las que 26 se consideran en peligro de extinción, 39 sensibles a la alteración de su hábitat, 66 especies vulnerables, 97 de interés especial y una ya, por desgracia, extinta por completo, el bucardo.

Esta considerable cantidad de especies amenazadas presentes en la Comunidad contrasta con el escaso número de ellas que cuentan con un plan de acción propio para su recuperación, conservación, manejo, reintroducción o protección de su hábitat: solo diez especies tienen aprobado un plan de acción específico a día de hoy en Aragón.

Durante esta última legislatura se han emitido órdenes de inicio de otros diez planes de recuperación que afectarían a 33 nuevas especies pero todavía se encuentran en elaboración y el Ejecutivo reconoce "dificultades técnicas y administrativas" para fijar el calendario relativo a su desarrollo y aprobación. Además, también admite en ese documento que los planes ya existentes y vigentes durante las últimas décadas han ofrecido "un pobre resultado" dado que "ninguna de las especies objeto de protección ha podido dejar de serlo".

Algunas luces

Bien es cierto que ha habido algunos avances reseñables. El quebrantahuesos, por ejemplo, sí se ha visto beneficiado y desde que empezaron a ponerse en marcha medidas de gestión para su conservación, su población ha experimentado un crecimiento medio de casi un 4% anual y en estos momentos ya hay más de 120 parejas reproductoras en el Pirineo y el Prepirineo aragonés, lo que convierte a Aragón en el bastión más importante de la especie en toda Europa. La caza ilegal, la colisión con tendidos aéreos y el consumo de cebos envenenados vienen siendo la principal causa de mortalidad que casi lleva a esta especie a su desaparición.

También la margaritífera auricularia ha experimentado un crecimiento constante desde el 2014 gracias a los planes de conservación y la cría en cautividad, según se expone en el documento de la estrategia aragonesa. Sin embargo desde Amigos de la Tierra Aragón recuerdan que esta especie sigue en drástico retroceso y que en el Canal, por ejemplo, la mortalidad es de entre el 80 y el 90%. Es por este motivo por lo que, además de estar catalogada en peligro de extinción, "la han pasado a peligro crítico". En el resto de países europeos la especie desapareció hace muchos años y la única población importante conocida, la de la cuenca del Ebro, se encuentra en una situación crítica debido a la alteración indebida y la contaminación de su hábitat así como a la proliferación de especies exóticas invasoras, como el mejillón cebra.

Muchas sombras

Sin embargo, en otros casos de especies en peligro de extinción en Aragón los planes de protección no han dado los resultados perseguidos, como en el caso del cangrejo común, que se ha visto muy afectado por la modificación de los cauces y la contaminación de los ríos, o del águila perdicera, cuyo tamaño poblacional permanece estancado desde hace años en torno a las 25 parejas en la Comunidad. El catálogo de especies amenazadas apunta a la persecución humana como el principal obstáculo para su recuperación, habiendo detectado muertes por cepo, venenos y disparos, aunque también por los tendidos eléctricos o la instalación de parques eólicos.

Otros planes con apoyo ex situ, como el de recuperación del visón europeo o el milano real, necesitan más tiempo para comprobar su eficacia mientras que el de conservación del hábitat del urogallo se aprobó hace tan solo unos meses, después de que el número de machos censados se hubiese reducido de 50 a 37 en la última década.

La acción humana, la principal amenaza

La Estrategia Aragonesa de Biodiversidad, al igual que el diagnóstico presentado en la Unesco, identifica la acción humana como desencadenante de las principales amenazas a la biodiversidad. Amenazas directas que pueden distribuirse en cuatro grandes bloques:

1

Cambios en los usos del suelo (abandono de usos agropecuarios tradicionales y la práctica de la agricultura y la ganadería intesivas)

2

Desarrollo de infraestructuras de transporte, hidráulicas y de energía, así como de los usos turísticos del territorio.

3

Proliferación de especies exóticas invasoras como consecuencia de la globalización del comercio y de servicios turísticos o deportivos.

4

El uso de tóxicos y venenos ya que por ejemplo tres águilas perdiceras, 32 milanos reales y 38 alimoches han muerto en la última década en Aragón por este motivo.

La estrategia aragonesa también reserva un apartado específico al crecimiento del sector porcino, "una amenaza potencial para la biodiversidad salvo que la gestión de los purines se resuelva de forma rigurosa".

Las especies de flora más amenazadas

Respecto a la flora, en Aragón hay 15 especies declaradas en peligro de extinción y 20 como sensibles a la alteración de su hábitat, motivo por el cual se promovió la elaboración del Atlas de Flora de Aragón que perseguía inventariar y localizar todas las especies de flora vascular de la Comunidad. La elaboración de este atlas corrió a cargo del Instituto Pirenaico de Ecología y contó con la participación de centros de investigación de todo el país. A raíz del análisis de la situación, se han impulsado planes de acción sobre cuatro especies de flora amenazada:

La borderea chouardii
Imagen de la Borderea chouardii
1

Planta endémica del Pirineo aragonés solo presente en una ladera del desfiladero del río Noguera-Ribagorzana en Sopeira.

El crujiente aragonés
El crujiente aragonés, arbusto en peligro de extinción en Aragón, endémico de zonas áridas del sur de Teruel
2

Arbusto endémico de zonas áridas del sur de Teruel.

El zapatito de dama
Ejemplar de la orquídea zapatito de dama
3

En la península ibérica, esta orquídea solo se ha detectado en los Pirineos. Su belleza ha sido su principal enemigo debido al afán de recolección.

La al-arba
al-arba planta vulnerable en Aragón
4

No se considera en peligro de extinción pero está declarada como vulnerable. En Aragón crece en dos zonas muy separadas: la Depresión del Ebro y el Valle del Alfambra en Teruel.

Otro reto: el regreso de grandes carnívoros

Por otro lado, en los últimos años han vuelto a aparecer en Aragón dos especies que el ser humano se había encargado de eliminar del territorio. El oso pardo (en peligro de extinción) y el lobo (especie protegida). Al tratarse de especies estrictamente protegidas en el ámbito del Unión Europea, el Gobierno de Aragón ha optado por tratar de favorecer la coexistencia habilitando líneas de ayudas a ganaderos pese al rechazo expresado por las poblaciones de las zonas afectadas por sus hábitos alimenticios.

Estas son solo algunas de las especies que seguro figurarán entre las expuestas a la extinción una vez se presente el informe completo de la Ipbes. Pero probablemente sean más, pues se trata del mayor estudio jamás elaborado sobre biodiversidad y pone la vista en varias décadas a futuro. Los expertos implicados en su elaboración recalcan que "no es demasiado tarde para cambiar el rumbo" y evitar la extinción de más de un millón de especies del planeta, pero solo "si se empieza ya a todos los niveles".

Etiquetas
Comentarios