Despliega el menú
Aragón

sucesos

Ningún detenido aún por el ataque con ácido a un estudiante de Caspe

La Guardia Civil investiga en el entorno del chico, de 17 años, para localizar al autor de la agresión. El menor permanece grave en la uci de quemados del Miguel Servet. 

La agresión se produjo en la calle de Garía de Caspe, cerca de la vivienda del joven.
La agresión se produjo en la calle de Garía de Caspe, cerca de la vivienda del joven.
Mari Carmen Ribó

El joven de 17 años que fue agredido el pasado viernes en Caspe por un desconocidoque le arrojó ácido al rostro permanece ingresado en la unidad de cuidados intensivos de Traumatología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. El menor sufre graves quemaduras en la cara y en el cuello, algunas de tercer grado, y también en la espalda, por donde se extendió el líquido corrosivo.

La Guardia Civil continúa investigando la brutal agresión aunque, por el momento, no se ha registrado ninguna detención.

El ataque se produjo poco antes de las 15.00 del viernes cuando el menor regresaba a casa con su hermano tras haber salido del instituto. El chico caminaba por la calle de Garía de la capital caspolina y en el momento en que se disponía a entrar en el portal un individuo que ocultaba su rostro con una capucha lo abordó por detrás y le echó ácido a la cara. Tras la agresión, su hermano fue corriendo a buscar la ayuda de la Policía Local, que fue la primera que se presentó en el lugar de los hechos.

El menor, según comentó el alcalde de la localidad, Jesús Senante, fue atendido en un principio en el centro de salud y luego trasladado al Hospital de Alcañiz donde, tras examinar las graves lesiones, decidieron trasladarlo en el helicóptero del 112 a la Unidad de Quemados del Miguel Servet. Al parecer, tiene afectado un 70% de su cuerpo, pero donde tiene las quemaduras más profundas es en una oreja, un ojo, la nariz y el cuello.

El joven había terminado las clases a las 14.30 en el instituto Mar de Aragón, donde cursa estudios con buenas notas. De hecho, tenía previsto empezar el próximo curso en la Universidad.

La extrañeza, preocupación y consternación en el pueblo por lo ocurrido son totales, sobre todo por la crueldad de la agresión, que le dejará secuelas permanentes.

Tal y como explicó el alcalde, al joven no se le conocen conflictos ni altercados. Pertenece a una familia de origen marroquí que lleva años viviendo en la capital caspolina y está completamente integrada.

Causa extrañeza que el ataque se produjera a plena luz del día, aunque esta circunstancia puede ayudar a encontrar testigos presenciales del mismo o de los momentos previos (parece que el joven se percató de que alguien le seguía) o de los posteriores cuando huyó a la carrera del lugar.

Los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza se han hecho cargo de la investigación y están indagando en el entorno de la víctima para averiguar qué ha podido desencadenar un hecho así y si el joven ha podido ser objeto de una venganza y por qué. Por el momento, siguen sin descartar ninguna línea de trabajo.

Etiquetas
Comentarios