Despliega el menú
Aragón

familia

Madres de acogida urgente, de adopción, solas... Los modelos de hogar no dejan de crecer

Según los datos de Instituto Nacional de Estadística (INE), en Aragón hay un total de 181.000 parejas con hijos y más de 50.000 familias monoparentales.

Imagen de archivo de una zaragozana paseando a su hijo.
Imagen de archivo de una zaragozana paseando a su hijo.
Francisco Jiménez

El modelo de familia tradicional (padre, madre y dos hijos) es uno de los múltiples que existen en la actualidad. En los últimos años las estructuras familiares han ido evolucionando de tal modo que hay casi tantas como personas: madres o padres solteros, divorciados, viudos, adoptantes, familias reconstituidas (uno o ambos miembros de la actual pareja tiene uno o varios hijos de uniones anteriores), parejas del mismo sexo, otras que no han formalizado su relación y aquellas que se han convertido “de hecho”, familias de acogida, numerosas... La heterogeneidad es inmensa y más en una jornada "especial" como este Día de la Madre, pero todos ellos tienen una cosa en común: son progenitores que luchan cada día por el bienestar de sus hijos.

Según los datos de la Encuesta de Hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE), en Aragón hay un total de 181.000 parejas con hijos, lo que supone una tercera parte de los hogares de la Comunidad. No se especifica el sexo de los progenitores ni si los menores son biológicos o adoptados, pero sí que el 70% de los progenitores están casados y el 10% son pareja de hecho. De ellos, casi la mitad tienen un hijo, mientras que el resto se dividen entre dos (45%) y tres o más (7,5%). En estos datos, producto de los cambios sociales, se percibe un decrecimiento de la familias numerosas (tres o más hijos) en favor de las de dos. No hay que olvidar que en la última década se ha retrasado el momento de ser madre y se ha reducido el número de descendientes que se tienen

Begoña y su marido estarían dentro de uno de los grupos más numerosos: pareja con dos hijos. Sin embargo, su situación es algo peculiar. Desde hace casi una década son una de las más de 40 familias de acogida de Aragón. Una decisión que tomaron impulsados por su hija mayor, que con solo 18 años y tras una charla en el centro educativo, llegó a casa con esta idea. Una propuesta que acogieron con entusiasmo sabedores de que, además de ayudar a estos niños, ellos serían una compañía constante para su hija menor, que tiene discapacidad intelectual. 

Desde entonces, hasta 25 niños de entre 0 y 7 años han pasado por su hogar. Begoña define estos niños como algo “maravilloso”. Aunque, al igual que el resto de menores, tienen su carácter y sus días: “Generalmente vienen faltos de cariño, pero también de una rutina y unas normas. Aunque sorprenda, es muy importante para los niños y cuando identifican una rutina, se sienten más seguros”. Al ser madre de acogida urgente, en su casa están el menor tiempo posible. “Es duro despedirse de ellos. Se pasan unos días malos, pero realmente es bueno que se vayan, significa que su situación ha mejorado y que tendrán una mayor estabilidad. Además, siempre hay otro niño que necesita tu tiempo y apoyo”, puntualiza. En su caso, el periodo más largo fue el que tuvo a dos hermanos: once meses.

Hogares monoparentales

El 10% de los hogares de Aragón son monoparentales y más del 80% de ellos están formados por una madre y sus descendientes. Lo más habitual (47%) es que el progenitor sea viudo o esté divorciado o separado (35%). El resto se divide entre solteros (10%) y casados (8%). Existen otros factores que no se valoran en las estadísticas como por ejemplo que haya un grupo de progenitores que estén en una situación de monoparentalidad porque así lo desean. Mujeres que no han encontrado (o no quieren) una pareja. En este caso, las técnicas de inseminación artificial o la adopción son las opciones preferentes para ser madre.

Diversas circunstancias, pero un mismo resultado: la maternidad. Vanessa y su hija Lucía forman parte de ese 10% de familias monoparentes: “Yo tenía una pareja con la que vivía en un pueblo y a los cuatro meses y medio de embarazo, me dijo que no quería hacerse cargo del bebé. A pesar de estar sola, decidí continuar”. Cuatro años después echa la vista atrás y recuerda el dolor, las dificultades... pero sobre todo la cara de su hija cuando nació y lo importante que es en su vida. “Estoy muy orgullosa de haber tomado esa decisión. Fue lo mejor que pude hacer”, recalca con una sonrisa.

Como parte del reconocimiento a este tipo de familias, el Gobierno de Aragón acaba de aprobar el nuevo carné para núcleos monoparentales; que se podrá solicitar a partir del 14 de mayo. El reconocimiento de esta condición será similar al que ya tienen las familias numerosas, con algunas ayudas económicas y sociales, que falta concretar. En Aragón las familias monoparentales ya tienen algunos beneficios, como mayor puntuación en la escolarización o en el acceso a viviendas de alquiler social. El nuevo título facilitará la tramitación y a medio plazo está previsto que las ayudas se incrementen.

Apoyo social, psicológico, organizativo... todo ello es fundamental para construir una familia y más si lo hace solo una persona. Para Vanessa es difícil tomar todas las decisiones sola. También lo es compaginar un trabajo con el horario escolar. Y explicarle a Lucía por qué su padre no está en casa. Fue cuando comenzó en el colegio. Allí se percató de que la mayoría de sus compañeros y amigos tenían un papá y una mamá. Y entonces, preguntó. “En la asociación de madres solas (Amasol) tienen un cuento que habla de las familias monoparentales y de los tipos de familias que existen. Con él pude contarle cuál era la situación”, afirma. También le ayudó que uno de los amigos de Lucía tuviera dos mamás: “Entre una cosa y otra, le expliqué que hay familias diferentes y ella lo entiende”.

Sin detalle en las estadísticas

Las parejas del mismo sexo son otro tipo de familias cada vez más habituales. La adopción, la inseminación artificial o incluso la gestación subrogada suelen ser algunas de las opciones más repetidas para formar un familia. En la actualidad hay más de un millar de hogares formados por parejas homosexuales. Sin embargo, todavía no existen estadísticas que reflejen cuántos de ellos han tenido descendencia. Se encuentran dentro del número de parejas con hijos.

Tampoco se detalla cuántas familias son reconstituidas: cuando uno o ambos miembros de la actual pareja tiene uno o varios hijos de uniones anteriores. Dentro de esta categoría entran tanto las segundas parejas de viudos como de divorciados y de madres solteras. .

Etiquetas
Comentarios