Despliega el menú
Aragón

agricultura

La pulsera que localiza a los agricultores en caso de accidente choca con la deficiente cobertura móvil

El proyecto Agri-preven, que pretende que los accidentes agrarios disminuyan y que las consecuencias de estos se minimicen, ha puesto en marcha una aplicación, que emite una alerta cuando se produce un cambio brusco en los ritmos vitales de su propietario.

El vuelco de tractores es uno de los factores principales de los accidentes mortales en el sector agrario. HA
El vuelco de tractores es uno de los factores principales de los accidentes mortales en el sector agrario. HA
Heraldo

Con el objetivo de reducir los accidentes agrarios y minimizar sus consecuencias se ha formado Agri-prevén, un proyecto de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), que cuenta con la financiación de la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales, del ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Y es que la tendencia, que marcan las estadísticas oficiales, es que mientras el número de accidentes agrarios disminuye, los que resultan mortales en el campo aumentan cada año. 

Unos datos que incluso, según denuncian las organizaciones agrarias, “no reflejan la realidad”, pues hay muchos infortunios, alrededor de un 38%, según detallan desde UPA, que no se recogen en las estadísticas, puesto que se tratan de siniestros que le suceden a personas jubiladas que trabajan para complementar sus jubilaciones, que se producen en caminos y carreteras o que no se acogen a la baja laboral.

Por estos motivos, sumado al hecho de que la mayoría de personas que trabajan en el campo aragonés suele hacerlo de forma autónoma y solitaria, se va a lanzar una aplicación que se puede descargar en las pulseras de actividad, que incluye un geolocalizador y emite una alerta cuando se produce un cambio brusco en los ritmos vitales de su propietario. La aplicación, que se podrá bajar en breve y que es compatible tanto con iOS como con Android, será gratuita para todo aquel que lo desee. Además, desde UPA se entregarán, por el momento, 300 pulseras a los socios de esta organización en Aragón, “por lo que todo aquel que esté interesado puede solicitarla”, detalla José Manuel Roche, secretario general de UPA en Aragón.

Y es que esta aplicación, descargable en cualquier pulsera de actividad, permite incluir teléfonos de contacto, a los que en caso de accidente avisa de este y señala el punto en el que se encuentra. “En Aragón, la mayoría de los productores trabajan en el campo solos la mayor parte del tiempo, lo que supone un riesgo a la hora de sufrir un accidente, y, con esto, se pueden minimizar las consecuencias del siniestro”, apunta Roche. Asimismo, también permite desactivar la alarma si el accidentado así lo desea.

El lanzamiento de esta aplicación, según reconocen desde la organización, ha creado mucho interés, pues todo lo que sea beneficioso y mejore la vida del agricultor es bienvenido. “A pesar de que podemos llegar a pensar que las personas mayores, como en su mayoría es el panorama agrario, son más reacias a la incorporación de las nuevas tecnologías, la realidad nos ha quitado la mínima duda que podría surgir y el ejemplo lo tenemos en whatsapp o en los smartphones, donde la mayoría ya cuentan con uno”, explica el secretario general de UPA en Aragón. “La gente adopta las nuevas tecnologías siempre que estas sean beneficiosas y esta aplicación lo es”.

El hándicap: la cobertura 4G

Eso sí el gran problema, que se reconoce desde la organización que ha puesto en marcha esta iniciativa, es la cobertura 4G, pues un 40% de los municipios aragoneses de menos de 1.000 habitantes no tiene acceso a este servicio. 

“Conocemos los puntos oscuros de la Comunidad y este debe ser el reto: dotar de este servicio al medio rural para que este a su vez pueda avanzar hacia el mundo 4.0”, explica Roche. Y es que sin este servicio, no solo no se puede usar esta aplicación, sino cualquier sistema digital que mejore la seguridad en el campo, como por ejemplo la maquinaria que permite, como especifica el secretario general de UPA en Aragón, “fumigar de noche, entre otras labores, gracias a los sistemas GPS que incorpora ya la maquinaria”.

“Se debe hacer un esfuerzo para que la agricultura pueda adaptarse, adoptando las nuevas tecnologías en sus explotaciones, y así mejorar, entre otras cuestiones, -anota Roche- en términos de seguridad laboral, pues los datos de accidentes agrarios resultan alarmantes”.

Etiquetas
Comentarios