Despliega el menú
Aragón

zaragoza

Educación debe adjudicar colegio a 356 niños que han presentado solicitud fuera de plazo

Los menores, casi la mitad de los cuales no residen en Zaragoza, han pedido plaza en infantil o primaria al margen del proceso ordinario de escolarización.

INICIO DEL CURSO ESCOLAR EN EL COLEGIO RAMIRO SOLANS DE ZARAGOZA / VUELTA AL COLE / 07/09/2017 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Cada año, cientos de niños solicitan plaza en colegios de Zaragoza fuera de plazo.
Oliver Duch

Educación deberá adjudicar plaza en Zaragoza a 356 niños que quieren cursar infantil o primaria en 2019-2020 y que han presentado sus solicitudes fuera de plazo. Este fue uno de los datos que el Servicio Provincial de Educación de Zaragoza dio en la comisión de garantías que ayer celebró una reunión en la que se analizó el proceso de escolarización de este año, una vez que la campaña está prácticamente terminada.

La Administración tendrá que asignar plaza a estos menores que, entre el 25 de febrero y el 24 de abril, han pedido ser escolarizados en Zaragoza, al margen del proceso ordinario fijado por Educación para la presentación de solicitudes. Estas cifras demuestran la elevada cifra de alumnos que piden ser matriculados fuera de plazo, en un continuo goteo a lo largo de todo el año, en alguno de los colegios de la ciudad.

En este caso, dado lo complejo del proceso de escolarización como tal y del elevado número de niños a los que la Administración debe asignarles colegios –solo de 1º de infantil, este año han solicitado plaza en Zaragoza casi 6.000 menores–, buscar acomodo a estos 356 alumnos extras, aún complica más cuadrar oferta y demanda de vacantes escolares.

Casi la mitad de estos niños –159, según la cifra facilitada ayer por Educación– llegaron de fuera de la provincia de Zaragoza: gran parte son inmigrantes, pero también hay menores llegados de Huesca o Teruel u otras comunidades españolas. Los 197 restantes son niños cuyas familias ya vivían en la provincia pero se han cambiado de domicilio o se han trasladado a la capital por motivos laborales.

Una denuncia por fraude

Además de estos datos, el Servicio Provincial de Educación informó a los miembros de la comisión de garantías que en el presente proceso de escolarización solo se había presentado una denuncia por un presunto fraude en los datos contenidos en una solicitud de plaza escolar (el año pasado se presentaron siete). Una cifra ridícula, si se tiene en cuenta que no hace tanto podían llegar a presentarse decenas de instancias. Incluso, en alguna campaña especialmente crispada, hubo familias que contrataron a detectives privados para que investigaran la veracidad de algún empadronamiento que consideraban dudoso.

Etiquetas
Comentarios