Despliega el menú
Aragón

educación

Críticas por ampliar ratios en dos colegios de Ejea cuando hay otro con un aula vacía

Familias de la localidad, molestas por una decisión que consideran que  masifica los centros y "genera desequilibrios"

El colegio público Ferrán y Recaj es un de los cuatro que hay en Ejea de los Caballeros.
El colegio público Ferrer y Racaj es un de los cuatro que hay en Ejea de los Caballeros.
José Miguel Marco

La decisión de Educación de ampliar ratios en los colegios Rector Mamés Esperabe y Nuestra Señora de las Mercedes, de Ejea de los Caballeros, atendiendo la petición de un grupo de padres cuyos hijos de 3 años no habían conseguido plaza en esos centros, ha generado malestar y sorpresa en parte de la comunidad educativa de la localidad y críticas del sindicato CGT.

La Administración ha decidido aumentar el número de niños por aula en esos dos colegios y pasar de los 21 iniciales (19 plazas ordinarias más dos de reserva para Acneaes) hasta 24 (23 ordinarios más un Acneae), aun cuando los otros dos colegios de la localidad –el Cervantes y el Ferrer y Racaj– tenían vacantes. En este último, incluso, la Administración había ampliado de una a dos el número de aulas de 1º se infantil, antes de que comenzara el proceso de escolarización. Un incremento que ayer fue calificado como "incongruente" ya que, en este momento, y tras la decisión de aumentar las ratios en los otros dos centros educativos, una de las dos vías ha quedado vacía y sin alumnos.

Fuentes consultadas aseguraron que la medida de Educación ha generado malestar entre las familias cuyos niños van a comenzar el año próximo 1º de infantil en el Rector Mamés y en Nuestra Señora de las Mercedes porque consideran que las aulas de los más pequeños estarán masificadas y que el aumento de las ratios empeorará la calidad de la enseñanza y la atención educativa de estos alumnos.

Pero tampoco ha sido bien recibida por el ampa del Ferrer y Racaj que no entiende por qué se ha abierto un aula más en este centro, si luego no se ha ocupado. En este momento, en este colegio hay 15 niños admitidos de 1º de infantil para el próximo curso, un número con el que no se cubre ni una clase. Por ello, el ampa se ha dirigido al Servicio Provincial de Educación para preguntar qué va a pasar con esa segunda vía abierta si no tiene alumnos y saber en qué condiciones se queda.

"La subida de ratios perjudica a todos –afirmó ayer un miembro del ampa del Ferrer y Racaj–. Y ni siquiera resuelve el problema de las familias que habían pedido como primera opción el Rector Mamés y el Nuestra Señora de las Mercedes porque no han podido entrar todos los niños". Se refiere al hecho de que, tras el aumento de ratios, en el primero de los colegios han admitido a ocho de los nueve niños que habían solicitado plaza; en el segundo, solo han podido entrar cuatro de los ocho que habían pedido su ingreso.

Asimismo, estas fuentes trasladaron el malestar de algunas familias porque temen que las vacantes que han quedado en el Ferrer y Racaj se acaben cubriendo con alumnos matriculados fuera de plazo, lo que entienden que generará "distorsiones y desequilibrios" en el colegio, que quedará como único centro educativo de la localidad con plazas para acoger a niños llegados de otros colegios o de otros países.

CGT considera "grave" que la Administración ceda a presiones

El sindicato CGT ha criticado la decisión de Educación de aumentar las ratios en dos colegios ejeanos por entender que no responde a las necesidades del conjunto del alumnado y que con ella, la Administración cede a las "presiones" de un grupo de familias. En opinión de la central, no se justifica esta subida en una zona de escolarización como Ejea de los Caballeros, una localidad en la que hay cuatro colegios –tres públicos y otro, concertado– y que cuenta con suficientes plazas educativas como para mantener en 1º de infantil la ratio fijada en un principio de 19 más 2.

CGT asegura que la medida de Educación, que fue adoptada "de forma unilateral", sin informar previamente a los colegios ni consultar a la comisión de garantías, "ha generado un desequilibrio en el reparto del alumnado y gran confusión en las familias". Asegura que se traducirá en que sea un único centro –el Ferrer y Racaj– el que asuma el "goteo constante que se da durante el curso con matrículas fuera de plazo, con la inestabilidad que conlleva la continua adaptación del nuevo alumnado a los grupos de 3 años".

Etiquetas
Comentarios