Aragón

28-A

Filas y esperas de hasta 30 minutos para votar en algunos colegios de Zaragoza

Los votantes que han acudido al Gascón y Marín, el Santo Domingo, las Hijas de San José y el de Parque Venecia han tardado más de lo habitual en depositar la papeleta en las urnas.

La jornada electoral se está desarrollando este domingo con bastante normalidad en la capital aragonesa. Tan solo filas de espera en algún colegio o la abundante afluencia en otros, como el de Parque Venecia que estrena colegio.

"Hay más fila en esa mesa porque a cambio de tu voto te dan un bocadillo", ha bromeado esta mañana un votante al que los hasta 30 minutos de espera para depositar su papeleta en el colegio Gascón y Marín (en la plaza de los Sitios de Zaragoza) no han sentado del todo mal.

En otros centros electorales zaragozanos como el Santo Domingo (en la calle Predicadores) o las Hijas de San José ha habido esperas de hasta 10 minutos, algo que, según uno de los apoderados del primero "no se recordaba desde hacía mucho tiempo porque parece que hay más gente que otros años". Y es que la participación de este 28-A en Aragón ha crecido casi siete puntos en comparación con los comicios del 2016 hasta las 14.00.

El sentir general en Zaragoza ha hecho referencia a que hay más votantes que otros años. Y eso se ha traducido en esperas. En el Gascón y Marín, el motivo ha sido debido a que había tres mesas electorales y una de ellas, ubicada al fondo de un largo y estrecho pasillo que ha provocado alguna que otra queja, concentraba 800 votantes, mientras que las dos restantes tenían en torno a 300. El presidente de la concurrida mesa ha asegurado que "a las 10.00 de la mañana no había casi gente, pero luego se ha empezado a llenar".

En la fila de los electores del Gascón y Marín se entremezclaba el enfado "porque está muy mal organizado" y la alegría porque "que haya fila es sinónimo de que la gente ha salido a las urnas", reconocían. Por su parte, los organizadores en el centro han asegurado que durante la mañana ha ido yendo más gente y que hay algunas horas en las que la afluencia se deja notar más. Mientras que en las Hijas de San José, las esperas de diez minutos sorprendían a algunos de los votantes "porque siempre había sido llegar y meter el sobre", cuenta una vecina de Las Delicias. Donde también ha habido algo de afluencia, quizás por su novedad, ha sido en Parque Venecia donde el colegio se ha convertido por primera vez en centro electoral.

Etiquetas
Comentarios