Despliega el menú
Aragón

Nada está perdido

ACTUALIZADA 27/04/2019 A LAS 02:00
ELECCIONES GENERALES 2004 / COLEGIO JOAQUIN COSTA / 14-03-04 / FOTO: JUAN CARLOS ARCOS 74AC7102.jpg
Votando, nada está perdido.
Juan Carlos Arcos / HERALDO

Fue diputado constituyente en 1977 y ha desplegado una trayectoria política larga, generosa y muy fecunda, cuyo broche final fue la Presidencia de las Cortes de Aragón. Hablamos de un profesor y académico de prestigio, autor de más de cuarenta obras de derecho, filosofía y política. Y hablamos también de una pluma con medio siglo de ininterrumpida actividad en la prensa.

Por todo ello, la presentación de ‘La incapacidad política española’, el último libro de Ángel Cristóbal Montes, se desarrolló como si en verdad hubiera sido un acontecimiento sociopolítico nutrido y plural. De algo ha de servir que Aragón sea tan feraz en ficciones artísticas, sociales, políticas y jurídicas, como reacción, quizás, a la aspereza de su geografía física y humana. Por mi parte, supuse espontáneamente que en los espíritus de los familiares y de las amistades presentes en la sala anidaban los desvelos eternos de Gracián, Goya, Amar y Borbón, Buñuel, Sainz de Varanda, Giménez Abad, Atarés, Bernal, Lacruz, maestro de Cristóbal Montes, y tantas otras personalidades aragonesas preocupadas por España.

En mi intervención, más espoleado que intimidado por tan distinguido auditorio, traté de ofrecer un contrapunto a la partitura interpretada por Cristóbal Montes. Así, junto al pesimismo realista que se percibe en su libro, por esa incapacidad española para estar entre las mejores democracias del mundo, quise destacar que en su visión no faltan la emoción moral y la esperanza humanitaria del liberalismo clásico, a lo Isaiah Berlin. Al fin y al cabo, a día de hoy, España vota mañana y, votando, nada está perdido.

Etiquetas