Aragón

Aragón, un país de montañas

Montaña

Ruta con esquís: acceso invernal al pico de Estós o Tuca de Dalliu

La Tuca de Dalliu o pico de Estós (2.531 m) es una cima muy visitada durante todo el año gracias a que su orientación norte le permite conservar nieve hasta avanzada la primavera. Las rutas con esquís son solo para montañeros expertos y con gran dominio técnico 

Vista de la ruta desde la Tuca de la Estibeta Literola
Vista de la ruta desde la Tuca de la Estibeta Literola
Jorge García-Dihinx

La Tuca de Dalliu o pico de Estós, en el valle de Literola, es una cima muy visitada por los locales del valle de Benasque durante todo el año, pues su orientación norte le permite guardar nieve hasta fechas avanzadas de la primavera. Nos ofrece una rápida ascensión ideal para afrontar en una matinal y con una inclinación que podemos calificar como moderada, con laderas que en invierno permanecen umbrías y que precisarán de un manto algo más estable. La arista final es exigente para subir con esquís puestos y a veces precisará descalzar. Un pico completo, relativamente corto, pero con varias combinaciones que nos permitirán alargar la ruta. Hay que recordar que estas rutas son para deportistas expertos y con gran dominio de la técnica.

La ruta comienza en la senda del valle de Literola (cota 1.620 m) que, tras 10-15 minutos, sale del bosque y, en invierno, permite calzar esquís al sol poco después. Recorre la Pleta del Llosero hacia el Oeste, siguiendo el valle por su margen soleada. En la cota 1.790 m nos separaremos del barranco y remontaremos a la derecha una rampa para luego trazar una diagonal a la izquierda, al altiplano, a la altura de un característico árbol muerto (cota 1.979 m, 1 hora). Continuaremos por el valle principal, al Oeste, en la ruta del Perdiguero, pero sin ganar apenas altura, manteniéndonos algo por encima de la cota 2.000 m. Al final del llaneo tendremos que descender a cruzar el puente para ir al llano de la cabaña de Literola (2.020 m). La ruta desde allí va recorriendo las laderas norte del macizo, buscando su mejor camino entre fajas y árboles.

Así pues, en el llano de la cabaña giraremos a la izquierda (SE) para remontar en diagonal la ladera norte y encaramarnos a una faja colgada, hacia el Este. Tras recorrerla y salir de ella giraremos a la derecha (S) para rodear otro promontorio arbolado y entrar a la izquierda en otra faja o vallecito, al Este. Tras salir de él iremos derivando a la derecha (SE) en diagonal, por zona despejada y más inclinada, rodeando los últimos árboles para luego enfilar al Sur, a buscar el collado de Dalliu. Esta zona previa alterna partes llanas con otras más inclinadas cuyos flanqueos pueden ser delicados por placas si hay Peligro Notable de aludes, especialmente en invierno, tras una nevada de sur. La parte final al collado de Dalliu (2.365 m) se suaviza al llegar al amplio collado. Desde él, la arista final tiene importante inclinación y suele subirse con crampones, aunque si las condiciones de nieve son buenas puede subirse con esquís. Algún pequeño repecho final puede obligar a descalzar puntualmente.

Descenso y variantes

Se puede bajar por el mismo itinerario. Aunque una vez de vuelta en el collado de Dalliu, muchos locales prefieren bajar por la vaguada a la derecha (NE) y luego siguen directos alternando descensos al Norte con flanqueos a la derecha, buscando el mejor camino entre los árboles y el variable terreno, para llegar de forma más directa a la Pleta de Llosero (hay que ir buscando bien el camino, pero se puede encontrar). Este descenso directo evita tener que poner pieles en el llano de la cabaña de Literola para remontar unos 60 m tras cruzar el puente y seguir el descenso por la ruta de ida.

Desde el collado también podemos subir unos metros al Turón de Frontonet y deslizarnos por su lomo al Oeste, para luego bajar desde el collado de Frontonet directos a la cabaña de Literola por laderas norte de moderada inclinación. Desde el collado de Dalliu podemos bajar esquiando al valle de Estós. Si queremos ir al refugio, la opción buena es esquiar en diagonal al W hacia la cabaña de la Coma (1.840 m) y continuar a la Pleta del Turmo (1.730 m), para poner allí pieles y recorrer los últimos metros al refugio de Estós.

Dificultad: nivel medio (2 sobre 4).

Desnivel: 920 m

Horario: 2-3 h subida. Total 4 h

Orientación: Este y Norte

Época recomendada: diciembre a abril

Fuente: 'Rutas con esquís. Pirineo aragonés, tomo III, Jorge García-Dihinx, Prames, 2016.

Etiquetas
Comentarios