Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Turismo experiencial

Belchite, paisaje de la guerra, estepa y olivares

El Pueblo Viejo de Belchite ofrece un viaje a los paisajes de la guerra. Conocer una almazara, sus olivos centenarios o explorar la estepa de la Reserva Ornitológia de El Planerón son otras opciones.

El Pueblo Viejo de Belchite puede recorrerse también en visita guiada nocturna. En la imagen, el Arco de la Villa.
El Pueblo Viejo de Belchite puede recorrerse también en visita guiada nocturna. En la imagen, el Arco de la Villa.
Simón Aranda

A poco más de 50 kilómetros de Zaragoza, Belchite es un nombre tan sonado como lugar poco conocido para muchos aragoneses. En la capital de la comarca de Campo de Belchite y su entorno encontramos interesantes propuestas de turismo experiencial. Aunque no lo hayamos visitado, a todos nos vienen a la memoria imágenes del Pueblo Viejo de Belchite, fantasmagórico espacio conservado como una reliquia de la Guerra Civil. Un estremecedor escenario de película en el que iniciamos nuestro viaje y que hasta el mes de julio ofrece un plus a quienes lo recorran.

Las visitas al interior del Pueblo Viejo son obligatoriamente guiadas y se realizan a través de la oficina de turismo de Belchite, con la interesante opción de poder hacerlas también en horario nocturno (tel. 976 830 771; ver cuadro con horarios). La visita diurna se centra en la historia de la contienda mientras que la nocturna está inspirada en el Belchite más legendario y mistérico. En el Pueblo Viejo encontraremos los restos de construcciones monumentales como el arco de la Villa, las iglesias de San Martín de Tours y de San Juan, el convento de San Rafael y la iglesia y convento de San Agustín, ejemplos arquitectónicos del gótico mudéjar, barroco y neoclásico. Pero hay más.

Los ojos de la guerra

Si nos acercamos en estas fechas a Belchite podremos visitar la exposición ‘Los ojos de la guerra’, selección de fotografías de la guerra de los Balcanes tomadas por el periodista y fotógrafo de HERALDO, Gervasio Sánchez. Este cordobés afincado en Zaragoza fue Premio Nacional de Fotografía 2009. La muestra ha sido concebida en el marco del 80 aniversario del final de la Guerra Civil española, que se conmemora este año y doce de sus imágenes han sido ‘instaladas’ por el artista Ricardo Calero, comisario de la exposición, entre las ruinas del Pueblo Viejo, integrándolas como parte de un mismo paisaje de la guerra.

El teatro de Belchite, construido en 1954 sin que se llegará a finalizar la obra, abrió por primera vez sus puertas el pasado 29 de marzo para acoger esta exposición, integrada además por una decena de fotografías expuestas en el espacio que da paso al interior del edificio, donde ya con visita guiada gratuita podremos ver más imágenes de gran formato del cerco de Sarajevo y el vídeo ‘Los desastres de la guerra’, centrado en la obra del reconocido fotoperiodista. Estaba previsto que la muestra concluyera el 2 de junio pero por su éxito ya ha sido ampliada hasta el mes de julio.

También podemos acercarnos a otros escenarios de la Guerra Civil siguiendo la ‘Ruta de las huellas de la guerra en la comarca de Campo de Belchite’, que nos llevará a distintos emplazamientos en Belchite (donde encontraremos un panel de información general) y en otros municipios. Son de visita libre, en la oficina de turismo nos facilitarán un folleto y las indicaciones precisas para llegar hasta esos lugares de la guerra (trincheras, refugios...).

Olivares centenarios

Muy distinta es otra propuesta que también nos ofrece Belchite vinculada a sus extensos olivares. En la villa hay tres almazaras y una de ellas, la del Molino Alfonso (tel. 976 830 055), abre sus puertas ofreciendo diferentes niveles de experiencias que abarcan desde la visita guiada a sus instalaciones, la iniciación a la cata de aceite o el desplazamiento para conocer los olivos centenarios y su cultivo.

Belchite cuenta también con un Museo Etnológico y con el Centro de Interpretación de las Estepas del Valle del Ebro ‘Adolfo Aragüés’, de visita obligada para introducirnos en la riqueza natural de la estepa del Campo de Belchite. Ambos espacios se ubican en la antigua escuela taller (c/ Ronda de Zaragoza, sn) pero en estas fechas se encuentran temporalmente cerrados, con un proyecto que prevé la adecuación de estos espacios también para la futura visita de grupos escolares. En la oficina de turismo nos informarán sobre su apertura.

Además de la Reserva Ornitológica de ‘El Planerón’ (700 ha), en el entorno de Belchite hay lugares de interés como el pozo de los Chorros, salto de agua ubicado a unos 4 km del pueblo o el santuario de Nuestra Señora del Pueyo (carretera a Fuendetodos), patrona de la localidad y al que se acude en romería con comida campestre el martes posterior a la semana santa (Día del Pueyo, este 23 de abril).

En el entorno cercano de Belchite encontraremos también otros interesantes vestigios muy ligados a la historia de la comarca, como la monumental presa romana de Almonacid de la Cuba (8 km) o la villa también de época romana de La Malena, en Azuara (13 km), por citar solo algunos.

Etiquetas
Comentarios