Aragón

crimen de andorra

Un informe oficial asegura que Feher disparó a Iranzo dentro de su masico

Una recreación virtual de la Guardia Civil refleja que el asesino sorprendió a los dos guardias por la espalda con tiros directos a las caderas, donde tenían sus armas.

Los guardias Romero y Caballero se encontraban juntos –al lado de la puerta del copiloto de su coche– cuando fueron sorprendidos por la espalda por Feher.
Los guardias Romero y Caballero se encontraban juntos –al lado de la puerta del copiloto de su coche– cuando fueron sorprendidos por la espalda por Feher.
Guardia Civil

Un nuevo informe de la Guardia Civil desmonta varias hipótesis sobre cómo fueron los asesinatos de Andorra. Norbert Feher, conocido como Igor el Ruso, habría sorprendido al ganadero José Luis Iranzo cuando este iba a entrar a su masico: le disparó por primera vez y no al bajar del coche en el exterior. El mismo documento apunta que a los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Caballero les atacó por detrás cuando estaban juntos en un lateral de su vehículo y no uno a cada lado, tal y como fueron hallados sus cadáveres.

El informe lo ha realizado el Departamento de Escena del Crimen de la Guardia Civil y se acaba de incorporar a la causa. De hecho, se empleará en el juicio y podrá ser valorado por el jurado popular.

Se trata de uno de los documentos más esperados del caso –fue solicitado en febrero de 2018– y en él, el departamento especializado del Instituto Armado reconstruye los hechos en papel y vídeo mediante infografías. La aplicación permite, a través de modelos virtuales, escenificar las conclusiones establecidas en los distintos informes de la causa, testimonios y la inspección ocular. Se han construido escenarios virtuales a escala 1:1 de los reales utilizando los datos obtenidos por un láser escáner. El vídeo completo con las animaciones ya se encuentra bajo custodia judicial y será visionado en el juzgado de Alcañiz.

Este documento es la prueba más importante que faltaba por sumarse al caso. Ahora la juez debe decidir si considera que este informe de 26 páginas es suficiente para cerrar el periodo de instrucción, ya que la solicitud de las acusaciones de realizar una reconstrucción de los hechos quedó pendiente de conocer antes las conclusiones del Departamento de Escena del Crimen.

Todo apunta a que esta petición se va a desestimar, pues normalmente las reconstrucciones de asesinatos se realizan durante los primeros días tras los hechos. Además, a esta circunstancia hay que sumar que trasladar hasta Andorra a un preso muy peligroso como es Feher supondría un gran despliegue de medidas de seguridad. Otra petición que queda por resolver es, precisamente, la de llamar a declarar al asesino confeso.

Dos disparos a Iranzo

En el caso de Iranzo, el nuevo informe sorprende asegurando que el primer disparo lo recibió "al ir a penetrar en el interior de la vivienda", produciéndose a una distancia de entre 2,40 y 3,07 metros, delimitación marcada por el casquillo hallado en la habitación contigua y que fue expulsado por el arma de Feher.

Según las predicciones de la Guardia Civil, José Luis Iranzo recibe el primer disparo "al ir a entrar en el interior de la vivienda".
Según las predicciones de la Guardia Civil, José Luis Iranzo recibe el primer disparo "al ir a entrar en el interior de la vivienda".
Guardia Civil

El segundo impacto se estima a una menor distancia, de entre 35 y 105 centímetros, de acuerdo con la posición del otro casquillo, que fue hallado en la zona exterior derecha de la vivienda. No obstante, el documento afirma que "en concordancia" con el resto de informes periciales hay que contemplar diferentes posibilidades en la secuencia de los hechos.

Las cinco páginas del informe abren muchas incógnitas y dudas para las fuentes conocedoras del caso. Sobre todo, respecto a que el ganadero llegara hasta el interior de la casa, pues fue encontrado junto a la verja de entrada al masico, donde aparcó su coche. Según la infografía, Iranzo habría tenido que caminar desde la puerta del mas hasta la verja tras recibir el primer tiro, el más importante porque fue mortal, dado que le afectó a órganos vitales como el corazón, el pulmón, la arteria renal y el riñón. Este disparó dio lugar a hemorragias libres en las cavidades torácica y abdominal que desembocaron en un "shock hipovolémico hemorrágico".

"Desmedido uso de armas"

El informe dedica seis páginas al asesinato de los guardias, en las que ilustra con imágenes sus posiciones y posturas en el momento de los disparos. En las conclusiones finales se hace hincapié en el "desmedido uso de armas de fuego" por parte de Feher, quien disparó con dos pistolas, una en cada mano. Romero y Caballero se encontraban juntos –al lado de la puerta del copiloto de su coche– cuando fueron sorprendidos por detrás por el criminal, según este documento.

"Los primeros disparos iban dirigidos a sus caderas y las armas; y los remató cuando se encontraban heridos en el suelo", refiere. El vehículo lo aparcaron en posición oblicua frente al coche que iban a inspeccionar, el que conducía Feher y que había robado a Iranzo minutos antes. Al ir hacia el vehículo, el asesino les tendió una emboscada, al aparecer por la espalda, en lo que suponía una posición ventajosa para él, pues le mantenía fuera de las luces de los vehículos. Todo ello desmonta de nuevo la versión de Feher de que actuó en defensa propia.

Etiquetas
Comentarios