Aragón

economía

Las bajas por enfermedad profesional crecen un 25% debido al alza de la contratación

Los sindicatos critican que todavía hay muchas personas que no declaran que sufren una enfermedad vinculada al puesto de trabajo. La DGA implantará este año un sistema para detectar estas dolencias. 

Construcción de viviendas en Zaragoza.

El volumen de personas que tienen que acogerse a una baja por una enfermedad profesional ha aumentado un 25% en el último año. Según los datos difundidos por el Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral, un total de 608 aragoneses padecieron una enfermedad profesional en 2018, una cifra más elevada que las 487 que se registraron en 2017. No obstante, todavía está lejos de las más de 1.000 que se producían hace una década. “Es un problema que está enquistado en nuestra sociedad. Realmente, la percepción que tenemos es que se registran menos bajas por enfermedad profesional de las que se deberían y que muchas de ellas acaban siendo reconocidas como enfermedades comunes”, lamenta José de las Morenas, secretario de Política Sindical de UTG Aragón.

“En el año 2016, mientras en Aragón se declaraban 242 casos por cada 100.000 habitantes, en Navarra la cifra ascendía a 645. La razón no es porque en Navarra sufran más enfermedades, sino porque disponen de un sistema de médicos centinela que hace aflorar este tipo de patologías", explicaban recientemente la sección aragonesa de CC. OO. para justificar la necesidad de crear un proyecto similar en la Comunidad. De hecho, el Gobierno de Aragón anunció su intención de implantar a mediados de este 2019 un sistema de detección de enfermedades laborales a través de una red de médicos centinelas. El objetivo es poner en marcha una aplicación, en la que los doctores registren sus sospechas de patologías de esta naturaleza.

Hasta entonces, la situación se mantendrá. Tal y como han especificado desde UGT Aragón, en 2019 se sigue percibiendo un incremento de las bajas por enfermedad profesional, pero también de aquellas que no llevan relacionada una baja. “Estos incrementos vienen condicionados por un aumento de la contratación y del número de personas que están cotizando; no porque haya una mayor seguridad para que a los empleados se les reconozcan determinadas dolencias como enfermedades profesionales y no como comunes”, lamenta el secretario de Política Sindical de UTG Aragón.

Pone como ejemplo las patologías derivadas de la gestión del estrés, como la ansiedad o la depresión. “En ocasiones, estos episodios pueden ser una consecuencia de la situación laboral, pero nunca se reconocen como enfermedad profesional. Son tratados por la Seguridad Social”, puntualiza. De hecho, el listado que determina qué es una patología derivada del puesto de trabajo no se actualiza desde 2006. Ha pasado más de una década en la que se han registrado cambios importantes en las relaciones laborales. “Una cuestión pendiente es incorporar los aspectos psicosociales. Se atienden, pero no desde las respectivas mutuasl”, subraya.

Enfermedades físicas

Las patologías causadas por agentes físicos son las más comunes (539 durante 2018 en Aragón). El resto se dividen de forma más o menos homogénea entre agentes biológicos (13), químicos (8), inhalación de sustancias (21) y afecciones en la piel por otras sustancias (27). La proporción se mantiene muy similar a la registrada en los años anteriores. "La experiencia nos dice que los trastornos musculo-esqueléticos son los más comunes en el ámbito laboral", puntualiza de las Morenas.

La mayoría de ellos por los trabajos físicos que implican que el empleado esté realizando repetidamente el mismo movimiento. En 2018, 98 trabajadores de la industria manufacturera sufrieron una enfermedad profesional. Esta situación se repitió para 31 empleados dedicados a la limpieza y 77 del sector de la madera, textil y la confección. Por sectores, la industria y los servicios son los que copan más del 80% de las patologías, con 263 bajas en el caso del sector servicios y 286 en el de la industria. La construcción (28) y la agricultura (21) registran unos datos más reducidos. 

Etiquetas
Comentarios