Aragón

aragón

El IAM forma al personal técnico para actuar contra la prostitución y la trata de seres humanos

Organiza un curso para dotar a los profesionales de herramientas para saber abordar los casos
de explotación sexual.

Prostitutas en Cogullada

Con el título ‘Formación sobre prostitución y trata,’ la Federación de Mujeres Progresistas y el Instituto Aragonés de la mujer (IAM) han organizado un curso con el objetivo de sensibilizar al personal técnico y al voluntariado sobre estas formas de violencia contra las mujeres desde la perspectiva de género. La actividad está dirigida a profesionales y voluntariados de entidades del tercer sector para dotarles de herramientas de detección y actuación ante situaciones de trata o explotación sexual. El Gobierno de Aragón ha explicado que con esta finalidad se darán a conocer los conceptos básicos y se ayudará a generar otras miradas entre profesionales y voluntariado.

Para la directora del IAM, Natalia Salvo, se trata de una forma de violencia “oculta y ocultada que requiere de visibilidad y de que los profesionales sepan cómo actuar y cómo detectar este tipo de situaciones”.

El programa parte del estudio ‘Feminización de la supervivencia y prostitución ocasional’, que analizó la realidad de las mujeres en situación de vulnerabilidad social y que, estando en búsqueda de empleo y ante las dificultades para la inserción laboral, pueden encontrarse en riesgo de verse abocadas a recurrir a la prostitución como forma de subsistencia.

Los profesionales que participaron en el estudio y que trabajaban en entidades que no están especializadas en prostitución y trata expresaron que necesitaban formación sobre estas violencias contra las mujeres. Por eso, la formación que se ofrece en ‘Generando Miradas’ está dirigida a sensibilizar y formar al personal técnico y al voluntariado.

El estudio arrojó luz sobre una realidad “invisibilizada” que emerge “de la desigualdad de género: la feminización de la pobreza, la discriminación y exclusión del mercado laboral, la ausencia de oportunidades y expectativas y las violencias que atraviesan la vida de las mujeres”.

También reveló que la vinculación de las mujeres a la prostitución se debe a la suma de varios factores de vulnerabilidad, como son el género, la desigualdad económica, la edad, la procedencia y estatus migratorio, el nivel formativo y la ausencia de redes de apoyo, entre otros. Por eso, la desigualdad estructural posibilita que la prostitución aparezca como una actividad de supervivencia para las mujeres, pero también hay que destacar la existencia de la demanda masculina como la causa principal, por encima de todas las mencionadas, de la persistencia de la prostitución.

Etiquetas
Comentarios