Aragón

elecciones 28-a

Casi 550 colegios y 348 localidades de Aragón tienen ya conexión de alta velocidad

Aunque el porcentaje de aragoneses que cuentan con acceso a conexiones de al menos 30 megas ha pasado del 66% al 98% en cuatro años, la banda ancha sigue siendo una de las principales reivindicaciones de la denominada España vaciada.

Modesto, el carnicero de Escalona, en su tienda / 8-4-19 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
Modesto, el carnicero de Escalona, frente a su tienda.
Rafael Gobantes

Si la Educación, la Sanidad o el acceso a un empleo digno son pilares básicos de la sociedad del bienestar, el acceso a una conexión a internet se convierte automáticamente en un servicio básico que todo Gobierno debe facilitar a sus ciudadanos, ya que, sin acceso a la red, curarse, aprender o trabajar es, hoy en día, muy difícil. En pleno siglo XXI muy pocos son capaces de imaginar una vida sin internet, pero, desgraciadamente, todavía son muchos los que la sufren.

Por fortuna, cada vez menos personas viven en ‘zonas blancas’, aquellas que no cuentan con planes de despliegue de banda ancha por parte de las compañías de telefonía en los próximos tres años o que no tienen servicio de internet de alta velocidad. En 2015 el 26% de los españoles carecían de este servicio, mientras que el porcentaje de población desconectada en Aragón era aún peor, alcanzando el 33,4%. La puesta en marcha de planes de desarrollo a nivel estatal, regional y provincial ha revertido esta tendencia en solo cuatro años y, a día de hoy, el número de aragoneses sin acceso a banda ancha ha pasado de los 440.000 de 2015 a 21.328 –un 1,6% de la población–, según datos de la DGA.

El plan ConectAragón, impulsado por el Gobierno autonómico, ha llevado en estos años conexión de alta velocidad a un total de 348 localidades –116 en Teruel, 127 en Huesca y 105 en Zaragoza– así como a casi 550 centros educativos de la comunidad. Además, dentro del acuerdo marco de telecomunicaciones del Gobierno de Aragón, se han incluido por primera vez cláusulas sociales por las que 84.000 aragoneses podrán acceder a banda ancha, aunque no a todos los sitios llegará por igual. De las 193 localidades a las que llevará banda ancha este acuerdo, solo 48 alcanzan los 100 megas de velocidad, mientras que las otras tres cuartas partes se tendrán que conformar con 30.

En paralelo a la DGA, las diputaciones despliegan el plan Todos Banda Ancha Aragón –que prevé aumentar el porcentaje de acceso a la banda ancha al 99% de la población– y el Ejecutivo central ha puesto en marcha el programa PEBA que llegará a 68 poblaciones más en 2019, si cumple las previsiones del Ministerio.

Por su parte, Telefónica asegura que, mientras en este momento el 4G de Movistar llega al 95% de los aragoneses, espera acabar 2019 con prácticamente el 97% de la población aragonesa cubierta. (94,85 en Huesca, 92,68% en Teruel y 98% en Zaragoza).

Aunque la situación mejora cada día, todavía se cuentan por miles los aragoneses que no tienen acceso a una conexión a internet de calidad, una problemática que en el caso de la ‘España vaciada’ se suma a otras carestías en servicios y comunicaciones. Conscientes de estas carencias, y también de los votos que hay en juego, los partidos han vuelto a incluir promesas de una banda ancha de calidad en los planes de lucha contra la despoblación recogidos en sus programas electorales.

Desconectar los móviles del wifi para poder vender un cabrito

“Desde 1920”, reza una leyenda poco habitual en un negocio ‘online’ y que encabeza la web ‘carniceriamodesto.com’. Fue José quién fundó este centenario negocio y ha sido su bisnieto Modesto quien lo ha introducido en el siglo XXI.

“La web nos permite completar el negocio en temporada baja. Ésta es una zona muy turística y la carnicería funciona muy bien en vacaciones, fines de semana y festivos, pero el resto del año los pedidos ‘online’ pueden suponer un 20% de lo que facturamos”, explica Modesto padre, nieto de José y actual regente de este negocio que desde 2016 está en internet.

La idea fue de Modesto hijo, un joven de 32 años, que estudió Ingeniería Química en Zaragoza, y trabajó en una consultora tecnológica en Madrid y Barcelona antes de volver a casa y lanzar el negocio familiar al ciberespacio.

Desde Escalona, un pueblo de apenas 100 habitantes del Sobrarbe altoaragonés, llevar un negocio ‘online’ no es fácil. “Tenemos que desconectar todos los móviles del wifi para poder conectar el ordenador a internet y tramitar los pedidos”, se queja Modesto padre.

Como si fuera un reflejo de un modo de vida más pausado, la conexión en muchas pequeñas localidades aragonesas es todavía muy lenta, aunque se prevé que esto mejore pronto: “Se supone que en unos meses llegará la banda ancha. Eso nos hará las cosas más fáciles y nos permitirá trabajar más rápido”, cuenta Modesto hijo. “Pero la banda ancha no es la solución a la despoblación”, advierte “la gente se fue de los pueblos antes de que llegara internet y para que vuelvan hacen falta oportunidades”.

Modesto ha sabido aprovechar esas oportunidades, con una conexión bastante lenta y sus conocimientos en páginas web, ha puesto la carnicería de su familia en el mapa digital. Hoy la Carnicería Modesto lleva cabritos, chuletones y chiretas desde Escalona a todos los rincones de España.

Etiquetas
Comentarios