Aragón

bienes de sijena

El abogado de Sijena acusa al obispo de Lérida de desoír al Vaticano y este lo niega

Jorge Español asegura que Roma pidió a Giménez Valls que saliera del Consorcio del Museo, "que es su único parapeto para no devolver los 111 bienes retenidos", dice.

Español –izda.–, junto a los otros dos abogados que defienden los intereses de Aragón en el litigio.
Español –izda.–, junto a los otros dos abogados que defienden los intereses de Aragón en el litigio.
J. L. P.

La Secretaría de Estado del Vaticano instó al obispo de Lérida, Salvador Giménez Valls, a salirse del Consorcio tras la polémica exposición de la obra ‘Presos políticos en la España contemporánea’, que exhibió el Museo Diocesano con fotos de los dos autores del atentado contra la basílica del Pilar y que denunciaron los alcaldes de Peralta, Berbegal y Villanueva de Sijena.

Así lo asegura Jorge Español, abogado que representa a estos tres ayuntamientos en su lucha por la recuperación de su patrimonio. El letrado acusa al obispo de Lérida de desoír la orden del Vaticano ya que, según él, le envió una carta en la que le recomendaba que saliera del Consorcio del Museo. "Una recomendación en el lenguaje vaticano debe interpretarse como una orden", recalca. A su juicio, esta instrucción es "lógica y sentido común" ya que "al Vaticano no le gusta que sus piezas estén metidas en un museo que alberga exposiciones civiles como la de los políticos catalanes presos", sostiene.

En este sentido, Español también hace hincapié en que la propia Circular Vaticana de Museos Eclesiásticos prohibe que un fondo de arte religioso esté en un museo civil porque no cumple su "función pastoral", y además obliga a que el director del espacio museístico sea un religioso.

Si el obispo ilerdense cumpliera con esta orden, según el abogado, Giménez Valls ya no tendría ninguna excusa para entregar las 111 obras de arte que reclaman las 40 parroquias aragonesas de la diócesis de Barbastro-Monzón "porque ese es su único parapeto para no devolver los bienes que están retenidos en Lérida", denuncia el letrado aragonés.

Para Español, el prelado debería "obedecer a los tribunales del Papa, desligarse del Consorcio del Museo de Lérida, devolver las piezas ajenas que allí están depositadas y abrir con su colega aragonés una línea franca de colaboración fraterna en beneficio de ambas comunidades".

Sin embargo, desde el Obispado negaron este viernes haber recibido orden alguna en ese sentido. "La Santa Sede no ha obligado a este obispo a nada respecto al litigio y a su presencia en el Consorcio", recalcaron.

Las mismas fuentes reconocieron que tras las quejas por la exposición (abierta entre el 7 de marzo y el 22 de abril de 2018) que trasladaron los alcaldes de Peralta, Berbegal y Villanueva de Sijena al Consejo Pontificio de Cultura, la Congregación para los Obispos y la Secretaría de Estado Vaticana, la Santa Sede se dirigió al Obispado de Lérida para que diera una "versión" sobre las citadas quejas y sugirió "algunas acciones", que no concretaron. Y añadieron que después de que el prelado replicara por carta a las sugerencias de los organismos vaticanos "no ha habido ninguna respuesta".

Jorge Español, por otra parte, también denuncia que el obispo Piris, predecesor de Giménez Valls, ya recibió una orden de la Secretaría de Estado para que presentara una querella por apropiación indebida contra el Consorcio del Museo de Lérida. Ante ello, según el letrado, se negó argumentando que sería una "suicidio pastoral" en Lérida.

Hay que recodar que, a petición de Joaquín Guerrero, el abogado que representa los intereses de la diócesis de Barbastro-Monzón, el obispo Salvador Giménez Valls deberá declarar como testigo en el juicio por la devolución de los 111 bienes, que se celebrará los días 16 y 17 de mayo en Barbastro.

Etiquetas
Comentarios