Aragón

zaragoza provincia

Ricla, al rescate de su patrimonio

Desde 2016, la plataforma para la recuperación del patrimonio de Ricla lucha por proteger la herencia cultural, histórica y artística de la localidad.

Ricla
Ricla
Plataforma para la Recuperación del Patrimonio de Ricla

El lunes de la semana pasada comenzaron las obras de reparación del tejado de la casa palacio del castillo de Ricla. “Los trabajos se llevan a cabo gracias a una subvención de la Diputación Provincial de Zaragoza que ronda los 30.000 euros”, según explican desde la plataforma para la recuperación del patrimonio de Ricla, creada en 2016 para alertar y poner freno al grave deterioro que sufren este y otros edificios de la localidad zaragozana.

Fue entonces cuando la casa palacio dejó de ser privada y pasó a manos del Ayuntamiento. “Los propietarios cedieron gratuitamente el inmueble, de cuya construcción original se conserva algún elemento aunque la edificación que hoy conocemos es la casa palacio, que data posiblemente de los siglos XV-XVI con añadidos y reformas posteriores, en el siglo XVIII”, detallan desde la plataforma.

La intervención que comenzó la semana pasada en el tejado se centra en arreglar un gran boquete. “Justo debajo de ese agujero se encuentra una sala en la que hay una alfarje de madera que podría datarse entre los siglos XV y XVI, -añaden-. En la fachada de la casa aparecen los escudos de los Luna, que “eran los propietarios de Ricla a principios del siglo XV”.

Plaza de la Carnecería
Plaza de la Carnecería
Plataforma para la recuperación del patrimonio de Ricla

Carnicería, cárcel y horno

“Lo que un día fueron la cárcel, la carnicería y el horno de Ricla van a ser derribados en poco tiempo. Hace años que su estado de conservación es malo pero la pérdida de más partes de la cubierta ha hecho que ahora sea un peligro, ya que el paño de pared de encima de la viga del soportal de la carnicería parece que se ha inclinado todavía un poco más, con el consiguiente riesgo que hay de que se desplome sobre la plaza”, alertaba hace un par de semanas la plataforma para la recuperación del patrimonio de Ricla, que además ha presentado un escrito ante el Ayuntamiento reclamando la conservación de este conjunto situado en la plaza de la Carnecería.

“En esa plaza y en el cobertizo de esa carnicería se reunía el concejo, y de esto ya hay constancia en el siglo XIII. Y así fue hasta que hicieron el Ayuntamiento, en el siglo XVIII. En estos momentos se conserva lo que fue la carnicería, las cárceles comunes y el horno de pan. Los tres edificios están juntos, son de ladrillo y cal, muy simples y lo que llama la atención es que aún conservan una gran viga de madera embutida en la pared que sería la que sujetaba el cobertizo donde tenían lugar las reuniones”, apuntan desde la plataforma.

Se cree que la cárcel podría ser también del XVIII pero lo que sí se sabe seguro es que “el horno de pan es de esa época porque antes estuvo ubicado junto a la puerta de la iglesia. En 1730 se decidió cambiar la orientación del templo y abrir una puerta donde estaba el ábside. Pegado a él estaba el horno de pan y como el humo se metía dentro de la iglesia, entonces se optó por trasladarlo al lugar que ocupa ahora. Y así es como sabemos que data de esa fecha. Lo demás es probablemente más antiguo”, relatan.

Tras las desamortizaciones, el conjunto pasa a manos privadas y la cárcel y la carnicería dejaron de tener su primitivo uso y se destinaron como granero y almacén para la leña del horno de pan, que siguió funcionando hasta el último cuarto del siglo pasado. En la actualidad, permanece abandonado y en muy mal estado. “En el Ayuntamiento, por la queja de algunos vecinos, se ha pedido a la propiedad que lo consoliden o lo arreglen porque está en ruina. “Estamos presionando para que se haga algo y no lo tiren”, subrayan.

Etiquetas
Comentarios