Despliega el menú
Aragón

borja

El Eccehomo de Borja registra 208.000 visitantes de más de 130 países desde 2012

Este año se cumple el séptimo aniversario del intento fallido de la restauración por parte de Cecilia Giménez que dio la vuelta al mundo.

La restauración del Ecce Homo de Cecilia Giménez ha llevado el nombre de Borja por todo el mundo.
La restauración del Ecce Homo de Cecilia Giménez ha llevado el nombre de Borja por todo el mundo.
HA

Desde 2012, la fallida restauración del Eccehomo de Borja ha alumbrado tesis doctorales y otros textos académicos, un documental, canciones, referencias en el cine, su imagen aparece en botellas de vino, en un sinfín de objetos de ‘merchandising’ y hasta ha inspirado una ópera, 'Behold The Man' ('He aquí el hombre'), estrenada en su versión en inglés en Arizona en 2018, y que es obra del libretista norteamericano Andrew Flack. En 2016, Borja pudo disfrutar de un fragmento de esta ópera en la puerta del Santuario de Misericordia.

Hasta la fecha, el eccehomo de Borja ha recibido 208.000 visitas desde que se dio la noticia de la restauración llevada a cabo por Cecilia Jiménez- 16.000 en 2018; 85.000, durante el primer año-. En 2016 se inauguró un espacio dedicado al análisis de este fenómeno, el Centro de Interpretación del Eccehomo, que recibe vistas desde todos los rincones del mundo. Visitantes de más de 130 países han pasado por allí durante este tiempo.

De fenómeno social a fin social

Todos los ingresos que se recaudan a través de la fundación Hospital Sancti Spiritus, en torno a los 60.000 euros anuales que provienen de las entradas y el ‘merchandising’ del Eccehomo se destina a fines sociales. El fenómeno ha propiciado que para el centro de interpretación se hayan creado dos puestos de conserje, ya que abre los 365 días del año. “Además, la recaudación también sirve para financiar plazas en la residencia de la tercera edad Hospital Sancti Spiritus de Borja, en torno a 15.000 euros anuales”, explica el alcalde de Borja, Eduardo Arilla.

En esa misma residencia vivió Cecilia Jiménez, aunque ahora está con su hijo José Antonio, que tiene parálisis cerebral, en una residencia del pueblo en la que comparten la misma habitación.

De los beneficios económicos que se obtienen “el Ayuntamiento no se queda ni un euro. Todo se destina a la fundación Sancti Spiritus, -subraya el alcalde-. Gracias al fenómeno social se ha logrado un fin social”.

Arilla señala que, pese a que Borja es conocido fuera de Aragón casi exclusivamente por la restauración fallida del Eccehomo “se ha conseguido dar la vuelta a esa circunstancia. En 2012 nos conocieron al fin y al cabo por no hacer una restauración del Eccehomo como debía de ser y ahora lo que estamos consiguiendo es que a través de este ‘icono pop’ se descubra el patrimonio cultural, medioambiental, gastronómico, monumental, artístico… Se han incrementado las visitas a museos, espectáculos, festivales como el Amante, jornadas coralistas o la recreación histórica. Además de venir a ver al Eccehomo disfrutan de un amplia oferta turística”.

Una noticia que dio la vuelta al mundo

El 21 de agosto de 2012, HERALDO publicó la noticia sobre la intervención realizada por “una particular” (Cecilia Jiménez) en una pintura mural, obra de Elías García Martínez, en el Santuario de la Misericordia de Borja que había acabado en "chapuza".

La noticia había aparecido unos días antes, acompañada de varias fotografías que ilustraban la restauración llevada a cabo por Cecilia, en el blog del Centro de Estudios Borjanos -el 7 de agosto de 2012-. La información publicada por Elena Pérez Beriain en HERALDO corrió como la pólvora y en cuestión de horas se propagó por medios nacionales e internacionales.

Etiquetas
Comentarios