Despliega el menú
Aragón

ELECCIONES GENERALES 2019

Tener un viaje o una comunión y otras excusas justificadas para las mesas electorales

Las juntas electorales de zona deciden sobre las alegaciones. Se aceptan algunos motivos personales, familiares y laborales.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, fue presidente de mesa electoral en las elecciones general de 2015.
El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, fue presidente de mesa electoral en las elecciones general de 2015.
Aránzazu Navarro

Vivir en otro país con una beca Erasmus, estar enfermo, ser policía o militar, cumplir condena en la cárcel, ser monja en un convento de clausura, tener más de 65 años o concurrir como candidato a las elecciones son algunos de los motivos justificados claros para no tener que desempeñar el cargo obligatorio de presidente y vocal en una mesa electoral.

Los ayuntamientos han sorteado los miembros y suplentes de las mesas electorales para las elecciones generales del 28 de abril, y los ciudadanos están recibiendo la notificación en su domicilio esta semana. Muchos están buscando motivos justificados que les permitan librarse de esta obligación. La normativa del Ministerio del Interior define las causas personales, familiares y laborales que sirven para justificar la ausencia. Los ciudadanos que quieren recurrir deben hacerlo en los próximos días (una semana después de recibir el aviso oficial) ante las juntas electorales de zona. Y estas son las que interpretan y deciden en los casos dudosos.

Los que tengan que trabajar el día de la votación y tengan encomendadas funciones electorales (en las juntas electorales, los juzgados, las administraciones públicas) pueden excusar su participación. Los alcaldes y concejales pueden estar en una mesa electoral. Vale como ejemplo el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, que en las últimas elecciones generales presidió una mesa en el colegio de Escuelas Pías (era suplente, pero no se presentó el titular). "No me presento a estas elecciones, así que no veo causa para no estar aquí. Lo hago muy a gusto, en mi barrio, como un ciudadano más", afirmó.

Periodistas y deportistas

Otras profesiones que sirven como excusa son los servicios esenciales para la comunidad, como los de carácter médico, sanitario, protección civil o bomberos. Entre los periodistas se libran los jefes (directores de medios y jefes de los servicios informativos, según la normativa), pero los redactores, cámaras y técnicos sí tienen que cumplir con su obligación de estar en una mesa electoral. A la periodista Ana Rosa Quintana, por ejemplo, le tocó ser presidenta de mesa y cumplió.

¿Y los deportistas a los que les toque competir ese domingo? La normativa no especifica pero las juntas electorales sí han atendido las reclamaciones de clubs de fútbol cuando las elecciones coincidían con el día del partido. Aunque tener un viaje o un entrenamiento no se consideró motivo suficiente en anteriores citas electorales. Un jugador del Espanyol, Marc Navarro, fue presidente de mesa en las elecciones autonómicas catalanas del 21 de diciembre de 2017 (jueves).

Aunque otros deportistas famosos se libraron aprovechando su fama. Como el piloto Marc Márquez, al que le tocó estar en una mesa electoral y alegó que tenía que trabajar y su presencia hubiera generado un revuelo que no habría permitido que la jornada electoral se desarrollara con normalidad. Un argumento similar utilizó el jugador del Ahtletic de Bilbao Iñaki Williams.

Bodas, bautizos y comuniones sirven

Las juntas ya han comenzado a recibir llamadas para consultar casos particulares. El abanico de excusas es muy amplio y variados. Una de las más recurrentes es tener un viaje previsto. Si el afectado presenta el billete del viaje y argumenta que ya lo tenía organizado previamente a la convocatoria de las elecciones, las juntas electorales suelen darle la razón.

"Son causas familiares que pueden justificar la concurrencia el día de la elección de eventos familiares de especial relevancia que resulten inaplazables o en los que el aplazamiento provoque perjuicios económicos importantes", detallan las instrucciones de la junta electoral central.

En este apartado entran bodas, bautizos y comuniones, muy habituales en estas fechas primaverales. Las juntas electorales suelen permitir la ausencia de la mesa electoral a los novios, padres de los comulgante y familiares directos, hasta el segundo grado de consanguinidad (padres, hermanos, abuelos, nietos, suegros, cuñados, yernos y nueras).

Consulta aquí las últimas noticias sobre las elecciones generales 2019.

Etiquetas
Comentarios