Despliega el menú
Aragón

aragón

Ningún partido garantiza que Aragón tenga eurodiputado por primera vez desde 1986

El PP mantiene a Verónica Lope y el PSOE sitúa a Isabel García, pero las relega en sus listas en los puestos 19 y 20, sin opciones reales de salir elegidas el 28 de mayo.

Pleno de la Eurocámara.
Pleno de la Eurocámara.
Efe/Patrick Seeger

Ha pasado sin pena ni gloria, sin que nadie ponga el grito en el cielo, pero Aragón no tendrá ningún eurodiputado por primera vez desde 1986. Ningún partido ha hecho hueco a un aragonés en un puesto de salida en sus listas, lo que dejará a la Comunidad sin una voz que defienda sus intereses en un momento clave para asegurar ayudas comunitarias para el corredor Cantábrico-Mediterráneo, la reapertura del Canfranc o recibir el mismo trato que los países nórdicos en la lucha contra la despoblación.

Tan solo el PP y el PSOE han incluido a sendas aragonesas en sus listas, aunque en sus propios partidos reconocen que no tienen posibilidades de salir. Solo la confirmación de la salida del Reino Unido, con la consiguiente asignación de cinco escaños extra (59), y una espectacular subida electoral unida a una hipotética renuncia de los compañeros que le preceden en la lista permitiría que Verónica Lope (PP) o Isabel García (PSOE) entraran a formar parte del Europarlamento. Podemos llevó hace cinco años a Pablo Echenique, pero esta vez solo opta una aragonesa, Diana Sánchez, en un puesto relleno, el 28.

La conservadora Verónica Lope lleva dos legislaturas en Bruselas, donde desembarcó en 1999 tras su etapa como concejala en el Ayuntamiento de Zaragoza. Hace cinco años iba de 10 en la lista y se obtuvieron 16 escaños, pero ahora ha sido relegada al puesto 19. Para hacerse una idea, la proyección de sondeos publicada por la Eurocámara a finales de marzo le daba a los conservadores españoles trece representantes. Es decir, las posibilidades de que siga Verónica Lope son más que remotas.

Fuentes del PP-Aragón aseguraron este lunes que intentaron que la europarlamentaria fuera en un mejor puesto, pero reconocieron que la necesidad de colocar a exministros de Rajoy y a compañeros que cuentan con el respaldo de la dirección nacional lo ha impedido. De hecho, se descartó el fichaje de Manuel Giménez Larraz, presidente de la Fundación Giménez Abad y con un cargo de responsabilidad en Telefónica, ante la imposibilidad de lograr un puesto de salida en la lista, que se hizo pública este lunes.

La purga en el PSOE de cargos que no eran afines a su secretario general, Pedro Sánchez, acabó hace tres semanas con la carrera europea de Inés Ayala. Ligada al grupo socialista en Bruselas desde 1993, ha ejercido en los últimos quince años como europarlamentaria y figura como la séptima figura política más influyente de la Cámara, formada por 751 representantes de 28 países. No obstante, su carrera continuará en el Ayuntamiento de Zaragoza gracias a su fichaje como número 3 por la candidata, Pilar Alegría.

Hasta sus adversarios reconocen en Aragón su decisiva labor para conseguir que el corredor Cantábrico-Mediterráneo haya entrado en la red transeuropea de transportes, lo que abre la puerta a que la Comisión pueda financiar hasta el 50% del coste de la infraestructura para el periodo 2021-2027.

Ayala iba como número 13 hace cinco años y salieron elegidos 14 socialistas, pero la aragonesa que toma su relevo, la diputada autonómica Isabel García, va de 20 en la lista. En el mejor de los escenarios, el PSOE lograría 19 escaños, según un sondeo de Sigma Dos, que otorga un parlamentario adicional respecto a la proyección de la Eurocámara. En su caso, si se cumple semejante crecimiento y renunciara algún compañero sí podría entrar en Bruselas. Esto le obligaría a renunciar a su escaño en las Cortes de Aragón, en la que también va de nuevo de número 8 por la circunscripción por Zaragoza , lo que le asegura repetir.

Solo esta carambola permitiría que Aragón asegurar su representación en el Parlamento europeo, ininterrumpida desde que el PSOE enviara al fragatino Mateo Sierra a Bruselas nada más firmar España el Tratado de Adhesión a la Unión Europea, en 1986, como parte de la delegación nacional. Y repitió en las primeras elecciones, celebradas en 1987. Por Bruselas también han pasado los populares Joaquín Sisó (1989-1999), María Antonia Avilés (1999-2004), Luisa Fernanda Rudi (2004-2008), el podemista Pablo Echenique (2014-2015) y los aragonesistas Manuel Escolá (1998-199) y Juan Manuel Ferrández (2003-2004).

Etiquetas
Comentarios