Aragón

aragón

Aragón lidera la red europea que lucha contra los residuos de lindano

Los socios son la República Checa, Holanda, Italia, Polonia y Alemania y el proyecto cuenta con 1,5 millones.

Etiqueta indicativa de la existencia de residuos tóxicos de lindano en el vertedero de Bailín (2007)
Rafael Gobantes

El Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, liderará la red europea de regiones afectadas por residuos de lindano a través del Proyecto Lindanet junto a seis socios de la República Checa, Holanda, Italia, Polonia y Alemania, y de Galicia en España. En la Comunidad se lleva años luchando en la descontaminación de los suelos de la planta de Bailín, en Sabiñánigo. Inicialmente el proyecto está presupuestado en 1,6 millones de euros.

Lindanet, según explicó este domingo el Ejecutivo en una nota, es una "ambiciosa" iniciativa del programa Interreg europeo que pretende aunar esfuerzos entre estos territorios para trabajar en cooperación en la lucha por la descontaminación de los residuos producidos por la fabricación de lindano (HCH) y la mejora de las zonas contaminadas.

Crear una organización de zonas afectadas para el intercambio de experiencias y conocimientos, establecer un plan de acción enfocado a la solución del problema en el ámbito regional o sensibilizar al público sobre la contaminación son algunos de los objetivos de este proyecto europeo.

El programa tendrá una duración de tres años y medio y un presupuesto de 1,5 millones de euros, y estará cofinanciado hasta el 85 % por el programa Feder de la Unión Europea.

El lindano fue un pesticida ampliamente producido durante la segunda mitad del siglo XX en Europa y generó enormes cantidades de residuos contaminantes organoclorados (compuestos de HCH y otros) que presentan una alta persistencia en las zonas contaminadas.

Economía circular

Por otra parte, la DGA va a participar en el proyecto ‘Implicación ciudadana en la implementación de la economía circular’, que coordina la Universidad Lahti de Ciencias Aplicadas de Finlandia y está formado por ocho socios pertenecientes a Francia, República Checa, Bélgica, Bulgaria, Finlandia y España.

El proyecto pretende mejorar y desarrollar políticas regionales mediante la promoción de la participación de los ciudadanos en la economía circular, concienciar sobre el consumo sostenible de acuerdo con los principios de la jerarquía de residuos de la UE y priorizar la prevención y reducción de residuos a través de la preparación de un plan de acción.

Inicialmente el plan está presupuestadao en 1,6 millones de euros. Las buenas prácticas de los socios del proyecto se documentarán y compartirán para un uso más amplio de la Unión Europea a través de una plataforma.

Etiquetas
Comentarios