Aragón

aragón

El centroderecha solo ha hecho comparecer a Lambán seis veces en todo el mandato

El PP le hizo acudir a las Cortes en cinco ocasiones, el PAR se estrenó en enero y Cs ni lo ha llegado a pedir.

PLENO EN LAS CORTES DE ARAGON / PALACIO DE LA ALJAFERIA ( ZARAGOZA ) / 07/03/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
El presidente de Aragón, Javier Lambán, antes de intervenir en una de sus 35 comparecencias.
Oliver Duch

Los partidos aragoneses de centroderecha, PP, PAR y Ciudadanos, han reducido a la mínima expresión su labor de control parlamentario al presidente de Aragón, Javier Lambán. Pese a la potestad que han tenido durante cuatro años de hacerlo comparecer cada quince días en el pleno de las Cortes para dar explicaciones, tan solo han ejercido esta función inherente a la oposición en seis ocasiones. Nada que ver con la actividad desarrollada por Podemos, que ha triplicado las veces en las que ha hecho ir a Lambán a la Cámara (19 en total). Y eso que posibilitó primero su investidura y después que se mantuviera en el Pignatelli al aprobar las cuentas autonómicas de 2016, 2017 y 2018.

En la Cámara no recuerdan una actividad tan limitada por parte de la oposición. Si no llega a ser porque el presidente del PAR, Arturo Aliaga, se estrenó el pasado enero con el primer cara a cara, centrado en las partidas referidas a Aragón en el fallido presupuesto estatal de 2019, Lambán hubiera acabado la legislatura sin someterse a comparecencias del centroderecha desde hace más de un año. Concretamente, desde febrero de 2018, cuando a su vez el presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, intervino en su única comparecencia, que solicitó sobre el contrato del hospital de Alcañiz.

Su portavoz, Mar Vaquero, protagonizó las cuatro restantes del PP en el ecuador de la legislatura, en 2017. Entonces, parecía que el partido cogía ritmo tras año y medio sin importunar al presidente con comparecencias: le sometió al escrutinio en enero, marzo y abril, pero la iniciativa del principal partido de la oposición y de la Cámara, con 21 diputados, se cortó de cuajo.

En el caso de Ciudadanos, su portavoz, Susana Gaspar, no ha llegado siquiera a estrenarse en cuatro años en una comparecencia con el presidente aragonés. Eso sí, ha intervenido los cinco minutos de rigor en las 22 ocasiones en las que el resto de partidos sí la solicitaron, que se suman a la decena por petición propia del presidente.

En un auténtico giro de papeles, Podemos ha hecho el marcaje parlamentario a su socio de investidura. Hasta en 19 ocasiones le ha hecho ir a la Aljafería, monopolizando el control Pablo Echenique en su etapa como líder de la formación morada en Aragón.

Entre febrero y octubre de 2016 hizo acudir ocho veces a Lambán para hablar de la gobernabilidad, de los casos judiciales de Plaza, de las irregularidades en Sarga, del trasvase y del Plan Hidrológico, del papel de Aragón en el marco estatal y de la emergencia social, tanto en lo relacionado con las hipotecas como de la "insuficiente" respuesta de la DGA. Y en una ocasión le cedió la iniciativa a uno de sus más estrechos colaboradores, Román Sierra, para abordar el debate sobre las cláusulas suelo.

Tras la marcha de Echenique a Madrid, tomaron el relevo en el control al presidente aragonés su sucesor al frente del partido morado, Nacho Escartín. Con las seis comparecencias que ha mantenido con Lambán desde enero de 2018 ha igualado a todos los del centroderecha en una legislatura. Y su portavoz, Maru Díaz, ha protagonizado otros tres.

El número sería aún mayor si el líder socialista no hubiera delegado las explicaciones en tres ocasiones en sus consejeros de Industria (Marta Gastón), Vertebración del Territorio (José Luis Soro) y Desarrollo Rural (Joaquín Olona). Solo en un ocasión se llegaron a enfadar tanto en Podemos que retiraron la petición el mismo día del pleno en una cuestión relacionada con vivienda.

Más transparencia que con Rudi

No obstante, Lambán ha atendido los requerimientos en mucha mayor medida de lo que lo hizo su antecesora, Luisa Fernanda Rudi, en la pasada legislatura. Ella atendió 18 comparecencias de la oposición y delegó 28 en sus consejeros, mientras el presidente lo hecho personalmente en 25 ocasiones y solo ha cedido la iniciativa en tres.

Y mientras la dirigente popular solo dio explicaciones por voluntad propia tres veces en su mandato, Lambán le ha triplicado con holgura con una decena de ocasiones en las que ha acudido para informar de temas variopintos: desde su posición sobre las actuaciones del Gobierno catalán, con la que se estrenó en septiembre de 2015, hasta de la situación de la térmica de Andorra, la última que solicitó, en noviembre de 2018.

A todo ello hay que sumar las 120 preguntas orales que ha tenido que responder a los grupos de la oposición en la segunda sesión de los plenos, la de los viernes, centrada en el control a la actividad del Gobierno.

En lo que sí logra mejorar sus números el centroderecha, especialmente el PP, es en la supervisión a los consejeros, tanto en el pleno como en las comisiones. Los populares son los que más veces han hecho acudir a los consejeros de la DGA para dar cuenta de su gestión: 150 de las 275 ocasiones en las que han ido a la Cámara autonómica, un 54,5%.

Esta supervisión duplica con creces a la del siguiente grupo, Podemos, con 67. Le sigue la formación naranja, que ha solicitado 30 veces que los titulares de los distintos departamentos fueran a la Cámara, mientras los aragonesista lo han hecho 20 veces e Izquierda Unida, ocho. Mientras, los consejeros han acudido en otras 65 ocasiones por petición propia.

Etiquetas
Comentarios