Aragón

zaragoza

Intervención advierte del riesgo de quiebra en Zaragoza Cultural tras perder 714.000 € en 2018

Los grupos de la oposición elevan "el agujero" a un millón por facturas de diciembre con cargo a 2019. Las fiestas del Pilar y el Auditorio dispararon el gasto los meses que ZEC gestionó a solas las sociedades.

pleno municipal
El alcalde Santisteve, en un momento del pleno de ayer.
José Miguel Marco

Si las cuentas de Zaragoza Cultural no se reconducen en los próximos meses, la sociedad municipal podría quebrar a finales de año. Esta es la advertencia del interventor, que ha recomendado a los responsables del área contener el gasto y buscar inyecciones económicas, tras comprobar que Zaragoza Cultural cerró 2018 con unas pérdidas de 741.000 euros.

Los grupos de la oposición aseguran que la situación de quiebra ya se da de facto porque suman facturas de finales de 2018 que superan los 338.000 euros y que se abonan con cargo a 2019. Además, las reticencias a la hora de entregar las cuentas de la sociedad –la falta de información obligó ayer a suspender una junta general y una comisión extraordinaria– hacen aumentar las dudas de PP, PSOE y Cs, que recuerdan que si la sociedad supera el millón de euros de pérdidas habría que disolverla.

Fuentes de la dirección de Cultura del Ayuntamiento apuntaban ayer que ya se están tomando medidas, que esta "es una situación cíclica" que ya se ha dado en años como el 2016 cuando se optó a la capitalidad cultural, y que del ejercicio de 2017 quedaba una reserva de 800.000 euros, lo que ha permitido capear la situación.

Fue la concejal de Cs Sara Fernández quien solicitó la comparecencia del alcalde ayer en el pleno para valorar las irregularidades detectadas por el informe de fiscalización realizada a la sociedad. En el debate se introdujo también la liquidación de las cuentas de 2018, que arroja las preocupantes pérdidas, y Santisteve no despejó demasiadas incógnitas al limitarse a decir que dará «las explicaciones oportunas a su debido tiempo». "Hablaré con Rivarés y les daré una respuesta en dos o tres días", afirmó el regidor sobre la situación fiscal de una sociedad que él preside.

La concejal del PP María Navarro fue más allá y, tras no recibir la información económica requerida, le dijo al alcalde que "si ZEC no toma medidas y no depura responsabilidades, el PP llegará hasta el final en este asunto". "Rivarés dijo que venía para levantar alfombras, y resulta que acabamos levantándole la alfombra a él", afirmó, en referencia a la auditoría en la que se señalan "incumplimientos legales en materia de personal y en las concesiones". El PP pone el acento en que "el agujero" de Zaragoza Cultural se formó justo en los ocho meses en los que la oposición fue expulsada de los consejos de administración tras el golpe de ZEC en las sociedades. Por eso, Navarro exige el detalle de las cuentas. «No podemos responsabilizarnos de algo que hicieron ellos en su totalidad, sin ningún control ni fiscalización», apuntó.

También la concejal socialista Lola Ranera criticó "el amiguismo y la opacidad" en la sociedad y alertó sobre la proliferación de los contratos menores, así como sobre "los 2,4 millones de euros sin cobrar entre cánones, patrocinios o contratos publicitarios".

Desde el área de Cultura explican que en 2018 hubo una merma de ingresos y un aumento de gasto achacable a las fiestas del Pilar y a la programación y las contratas del Auditorio, "donde han aumentado los congresos y las actividades", explicaron, al tiempo que negaban que la sociedad esté en causa de disolución.

La oposición pide que el desglose de los gastos e ingresos se entregue de forma urgente porque sospechan que "no hay fondos propios suficientes" y que hasta ahora solo han podido acceder a "cuentas irreales". La clave será discernir en un próximo consejo de administración extraordinario dónde se imputan los 338.000 euros de gastos del 2018 que han saltado a 2019. De confirmarse la quiebra de la sociedad, que cuenta con 35 trabajadores, solo cabrían dos opciones: su disolución o una ampliación de capital, que habría que ser muy diestros para encajar en un presupuesto prorrogado.

Etiquetas
Comentarios