Despliega el menú
Aragón

Convalidado el decreto de VTC para garantizar la convivencia con el taxi

Estos servicios no podrán ser geolocalizados y deberán contratarse con 15 minutos de antelación, salvo emergencias.

La empresa reclama una regulación justa que tenga en cuenta a los conductores y usuarios de VTC
Uber y Cabify son las empresas más populares del sector.
Afp

El pleno de las Cortes ha dado el visto bueno al decreto ley que regula el transporte de viajeros mediante el arrendamiento de vehículo con conductor (VTC) para garantizar la convivencia con el taxi y que establece que estos servicios no podrán ser geolocalizados y deberán contratarse con 15 minutos de antelación, salvo emergencias.

En su última intervención de la legislatura, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, ha explicado los pormenores de esta regulación, resultado del diálogo con el sector del taxi y de las VTC tradicionales frente al "intrusismo" y que persigue el equilibrio y la competencia entre ambos sectores.

El decreto ley se aplicará a los servicios de VTC de carácter urbano e interurbano que se desarrollen en Aragón y entre los principales puntos del texto destacan que, además de la necesidad de contar con licencia municipal, las entidades locales pueden establecer o modificar las condiciones de explotación del servicio que discurra en su ámbito territorial.

Soro ha precisado que el decreto ley establece que debe transcurrir un plazo mínimo de 15 minutos entre la celebración del contrato de arrendamiento del VTC y la salida del vehículo del lugar en el que se encuentre y para evitar la captación de viajeros en la vía pública se establece también que no podrán ser geolocalizados por los usuarios con carácter previo a su contratación.

No será necesaria la antelación mínima de 15 minutos en el caso de una emergencia y en aquellos servicios que se prestan dentro de un acuerdo marco previo siempre que el arrendatario sea una persona física, usuaria del servicio de transporte, o una persona jurídica cuyo objeto social sea la mediación en la contratación de estos servicios de VTC.

El único partido que ha votado en contra ha sido Ciudadanos, según el diputado Jesús Sansó, porque es un "mal parche" con el que se está "engañando" al sector del taxi, y ha vaticinado que "todo esto reventará" cuando entren en servicio las licencias concedidas y los tribunales "tumbarán" los decretos ley como éste.

El resto de grupos ha apoyado el texto, el PP porque viene a atender las reivindicaciones de ambos sectores, aunque el diputado Javier Campoy ha advertido de que el Tribunal de Defensa de la Competencia lo pone en cuestión y si las cosas no se hacen bien lo pagarán el sector y los usuarios.

Raúl Gay, de Podemos, ha defendido ambos sectores frente a multinacionales como Uber y Cabify, que "quieren hacerse con todo el mercado", y ha cuestionado las motivaciones de Cs para rechazar este decreto ley, mientras que para Elena Allúe, del PAR, la regulación "blinda" los intereses del taxi y de las VTC tradicionales.

Fernando Sabés, del PSOE, ha remarcado que el Gobierno de Aragón ha conseguido con este decreto ley poner de acuerdo al taxi y al sector de las VTC tradicionales, mientras que Gregorio Briz, de CHA, ha subrayado que es un "acierto".

Etiquetas
Comentarios