Aragón

Campaña de la renta

¿Cómo desgrava la vivienda en propiedad?

Aunque la deducción por adquisición de una casa desapareció, todavía hay contribuyentes que pueden beneficiarse de esta desgravación.

ARAGON CONSTRUCCION DE VIVIENDAS VPO PARQUE VENECIA / 31-08-2017 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Viviendas en Parque Venecia, en Zaragoza.
Aránzazu Navarro

Aunque la deducción por adquisición de vivienda habitual ya desapareció, no hay que olvidar incluirla en la declaración de la renta si la adquisición o la realización de algún pago para su construcción se efectuó antes del 1 de enero de 2013. Para estos contribuyentes, recuerdan los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), se mantiene el derecho a la desgravación en 2013 y años sucesivos, siempre que se hayan deducido por esa vivienda en 2012 o en años anteriores. En este caso, pueden deducirse hasta un 15% de las cantidades invertidas con un límite de 9.040 euros.

Por ello, es imprescindible comprobar que esta deducción consta en el borrador. Porque podría suceder que en algunos casos, “por errores de la entidad financiera tras los procesos de fusión o integración”, señala Gestha, no aparecen los datos del préstamo hipotecario o puede suceder que al existir más de un préstamo, Hacienda no lo incluye por desconocer cuál se destinó a la compra de la vivienda. Una vez comprobado que la deducción existe, es imprescindible también verificar el importe, comprobando si hay primas por seguros de vida o cambios en las hipotecas que deban sumarse al cálculo.

Los contribuyentes que hayan realizado algún gasto en obras de rehabilitación, de adecuación de la vivienda habitual de las personas con discapacidad o ampliación de la vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013, siempre que esas obras se hubieran terminado antes de 1 de enero de 2017, también deben revisar a fondo el borrador, recomiendan los técnicos de Hacienda.

Cuando un excónyuge ha dejado dejado la vivienda familiar comprada antes del 1 de enero de 2013, pero continúa pagando toda o una parte de la hipoteca del inmueble donde residen los hijos menores, Gestha recuerda que no debe olvidar corregir su borrador para incluir la deducción por vivienda habitual. Y aclara que esta deducción es compatible con la de alquiler a la que pueda tener derecho.

Además, es importante tener en cuenta que en 2018 aún seguían existiendo cantidades devueltas procedentes de las cláusulas suelo de las hipotecas. Si es su caso, no las olvide a la hora de confirmar el borrador, porque si bien lo normal será que éste advierta de estos ingresos y de la necesidad de regularizarlos, el contribuyente debe realizar las modificaciones correspondientes. Gestha aclara que el dinero que se pagó al banco, y que éste devolverá después, es el reintegro de un pago indebido, por lo que no constituye renta. “Tampoco se integrarán en la base imponible los intereses de indemnización relacionados con las cláusulas suelo”, explica.

Hay, sin embargo, excepciones. Una de ellas que estos intereses hubieran formado parte de la deducción por inversión en vivienda habitual o de deducciones establecidas por las comunidades autónomas habrá que regularizar dichas deducciones indebidas. También sucede si se hubieran considerado como un gasto deducible en rendimientos por alquiler o actividades económicas.

Peculiaridades de Aragón

Los contribuyentes aragoneses pueden además deducirse un 5% de las cantidades satisfechas por la adquisición o rehabilitación de vivienda en núcleos rurales o análogos siempre que esta constituya o vaya a constituir la vivienda habitual del contribuyente y cuando la adquisición o rehabilitación se hubiera efectuado a partir de 1 de enero de 2012.

Para ello habrá que cumplir una serie de requisitos, como señala el registro de asesores fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas en el documento ‘Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2019’. Así el contribuyente tiene que tener su residencia habitual en la Comunidad Autónoma de Aragón y que a la fecha de devengo del impuesto su edad tiene que ser menos de 36 años.

Además el inmueble tiene que ser su primera vivienda, estar situado en un municipio aragonés cuya población sea inferior a los 3.000 habitantes o, alternativamente, en una entidad local menor o en una entidad singular de población, que se encuentren separadas o diferenciadas de la capitalidad del municipio al que pertenecen.

Asimismo, dice el REAF, la cantidad resultante de la suma de la base imponible general y del ahorro, menos los mínimos por contribuyente y por descendientes, de todas las personas que formen parte de la unidad familiar no supere los 35.000 euros, en declaración conjunta, y 21.000 euros en declaración individual.

Etiquetas
Comentarios