Despliega el menú
Aragón

educación

'El Quijote' pierde peso en los institutos pero Lorca sigue triunfando

El debate sobre si la lectura de los clásicos es apropiada para los jóvenes se mantiene en los institutos.

Pasaportes del Aula del Tiempo, un proyecto en torno a la literatura en el IES Avempace.
Pasaportes del Aula del Tiempo, un proyecto en torno a la literatura en el IES Avempace.
HA

Filólogos, académicos y escritores debaten esta semana sobre el español en la sociedad digital y su diversidad cultural en el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española en Argentina. Aquí, en los institutos, los profesores de Literatura debaten cada año sobre las lecturas obligatorias para sus alumnos. Y la duda sobre la conveniencia de los clásicos siempre está presente.

El currículum oficial marca los temas de estudio pero deja libertad a los centros para elegir sus lecturas obligatorias. Excepto en 2º de Bachillerato, donde se fijan unos libros comunes a todos para la prueba de Selectividad. En Aragón son 'Los santos inocentes' (de Miguel Delibes), 'Romancero gitano' (de Federico García Lorca) y 'La Fundación' (de Antonio Buero Vallejo).

"Antes se leía a 'Los cachorros' (de Marios Vargas Llosa), pero la literatura hispanoamericana ha desaparecido en nuestro temario. En otras comunidades tienen otras lecturas obligatorias en 2º de Bachillerato y están incluyendo autores contemporáneos", explica Patricia Esteban, escritora, profesora de Lengua y Literatura y jefa de estudios en el IES Pedro de Luna. En Aragón los coordinadores de los centros se reunieron recientemente y algunos propusieron cambiar la novela de Delibes por otro título. 'Nada' o 'La lluvia amarilla' fueron algunas de las propuestas, pero no salieron adelante.

De los clásicos al cómic

¿Qué leen los adolescentes en los institutos? Cada centro elige sus lecturas. "Hay debate entre los que defienden que hay que leer a los clásicos para acceder a unos autores reconocidos históricamente, y los profesores que defienden que la lectura tiene que ser una actividad placentera y adaptarse a los gustos juveniles. Yo estoy a favor de la literatura juvenil de calidad. Poner un clásico en según qué cursos no es buena idea. Supone un suplicio para los chavales. A partir de 4º de la ESO ya tienen cierta madurez para disfrutar y entender estas obras. Poner a Lorca en 4º es un éxito seguro", afirma Patricia Esteban.

Entre las lecturas obligatorias de su instituto están una recopilación de mitos griegos en 1º, varios títulos de Ana Alcolea y David Lozano, ediciones adaptadas de 'El Lazarillo de Tormes' y 'La Celestina' en 3º, 'La casa de Bernarda Alba' y 'Don Juan Tenorio'. "Hay compañeros valientes que ponen 'El Quijote' en 1º de Bachillerato. A mí me encanta, pero no creo que sea una obra para esta edad, en general les cuesta mucho", señala esta profesora.

"Para la selección de lecturas obligatorias tenemos en cuenta varios factores: que sean tanto de narrativa como de poesía y teatro; que combinen clásicos y libros más actuales, y que haya autores aragoneses o libros relacionados con nuestro entorno. Intentamos que la lectura no se quede solo en el aula o en casa. Hacemos muchas actividades complementarias, como visitas, representaciones teatrales o películas", explica Graciela de Torres, profesora de Literatura en el IES Avempace y coordinadora del proyecto de innovación El Aula del tiempo.

En 4º de la ESO, por ejemplo, este año han leído 'Rimas y leyendas' (de Gustavo Adolfo Bécquer), con excursión al monasterio de Veruela y al castillo de Trasmoz. En la segunda evaluación leyeron 'Bodas de sangre', fueron a ver la obra al teatro y vieron la película 'La novia' (de Paula Ortiz). En la tercera evaluación, la lectura obligatoria es la novela gráfica 'Persópolis' (de la autora iraní Marjane Satrapi).

"De entrada los clásicos les echan para atrás, pero si se acompaña la lectura luego les gusta. 'Bodas de sangre' les ha encantado", apunta. En su instituto leen fragmentos adaptados de 'El Quijote' en 1º de Bachillerato y una adaptación de 'El Lazarillo' en 3º de la ESO.

¿Los adolescentes leen más o menos?

¿Y qué libros eligen los adolescentes en su tiempo libre? "Los adolescentes leen mucho, incluso más que antes. El interés por los libros se ha disparado con las redes sociales. Les gustan mucho las sagas y las novelas distópicas. Y siguen mucho las recomendaciones de youtubers e instagrammers", señala Graciela de Torres. Blue Jeans es uno de sus autores preferidos. Entre las sagas destacan 'Los juegos del hambre' y 'Juego de Tronos'.

"Ahora se lee de otra forma. Muchos leen en el móvil, y no es una lectura profunda ni reposada. En general creo que el mercado de la literatura juvenil está lleno de obras de consumo rápido. Aunque hay excepciones muy buenas", opina Patricia Esteban.

Etiquetas
Comentarios