Despliega el menú
Aragón

aragón y el mercado asiático

"Las principales dudas son la diferencia cultural y la falta de transparencia"

Asia cuenta con unos protocolos y códigos diferentes que los emprendedores aragoneses deben conocer antes de embarcarse en un nuevo proyecto.

Asia 2
El mercado asiático presenta multitud de oportunidades para los nuevos inversores.

¿Dispongo del personal preparado?, ¿necesita mi producto algún cambio para que sea bien acogido? o ¿tengo los recursos técnicos necesarios? Estas son solo algunas de las cuestiones que un emprendedor debe plantearse si desea exportar su producto o servicio al extranjero. Así, las empresas que realizan esta operación son muy variadas, desde entidades con una trayectoria exportadora que han ido diversificando a medida que ganaban experiencia, hasta otras nuevas que, a raíz de la crisis económica, han buscado operaciones fuera de la zona euro, en mercados con más riesgos pero menos saturados y castigados.

"Desde que comenzó la recesión económica nos dimos cuenta que muchas empresas se lanzaban al exterior, atraídas por los expectativas futuras, sin realmente estar preparadas para ello", explica Ana Hernández, socia de AV Asesores, empresa creadora de ‘Internacionaliza Test’, una app que mediante un cuestionario muestra la viabilidad del proyecto mediante un análisis operativo, interno de la empresa, del sector, del mercado, del producto o servicio y de los recursos que son necesarios para salir al exterior.

En el caso del mercado asiático a estos factores comunes se suman "la enorme diferencia cultural existente y la falta de transparencia", afirma Valle García de Novales, abogada y socia de AV Asesores. "Los protocolos y códigos para hacer negocios son diferentes, es difícil entrar sin un prescriptor y también identificar al interlocutor adecuado. Además, suele ser complejo encontrar información fiable sobre las empresas que pueden convertirse en ‘partners’ y sus directivos", argumenta García.

LOS PRINCIPALES PELIGROS

Otro temor es, como cuenta la abogada, "el plagio en la tecnología". "Las empresas chinas no ocultan su interés por el acceso a tecnologías de procesos industriales, por lo que conviene sopesar si el proyecto tiene recorrido a largo plazo, más allá de las increíbles cifras de ventas potenciales para el exportador español, o si por el contrario privará a la empresa exportadora de su mayor activo", concluye.

- Ir al especial 'Aragón y el mercado asiático'

Etiquetas
Comentarios