Aragón

pleno cortes de aragón

Lambán y Beamonte rebajan la tensión en un pleno con balance de la legislatura

La DGA pagará este lunes a Zaragoza los ocho millones de la ley de capitalidad.

Pleno Cortes de Aragón 22/03/2019
Florencio García Madrigal, Javier Lambán, Javier Sada, Marta Gastón y Vicente Guillén, este viernes-
Oliver Duch

Los presupuestos, las depuradoras y el Impuesto de Contaminación de las Aguas, la arquitectura institucional y las políticas de izquierdas centraron este viernes una sesión de control al Gobierno tranquila, serena, que el presidente de la Comunidad, Javier Lambán, utilizó para hacer balance de su legislatura. También aprovechó el líder del PSOE-Aragón para anunciar que el próximo lunes la DGA transferirá a Zaragoza los ocho millones que le corresponden en pago de la ley de capitalidad, una noticia que la candidata socialista Pilar Alegría ensalzó con leves golpes en su mesa a modo de aprobación.

Por su parte, el presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, puso sobre la mesa, una vez más, las nefastas consecuencias que tendrá para la Comunidad que PSOE-CHA hayan sido incapaces de aprobar unos presupuestos. Y criticó, de paso, el “atraco impositivo” al que, en su opinión, han sometido a los aragoneses, en una legislatura en la que el “socialismo radical” y el “populismo comunista” solo se han puesto de acuerdo para “amarrar los sillones”.

Eran unos reproches, según Lambán, injustificados, toda vez que se trata de una prórroga “inteligente” y puntual, pues el líder socialista aseguró que él mismo llevará a la Cámara el nuevo proyecto en cuanto pasen las elecciones. El Gobierno funciona “con normalidad”, el proceso de escolarización va mejor que nunca; las exportaciones, “como un tiro”... Todo en Aragón “va bien”, menos la labor que desempeña la oposición. “Es el líder más ausente de la vida parlamentaria que ha existido. Ha pasado desapercibido en el Parlamento”, espetó a Beamonte, al que criticó por su gestión económica al frente del Consistorio turiasonense.

Llegó el turno de Podemos y, con él, el momento de hablar de depuración y del tributo que encarece el coste del agua en Zaragoza. Maru Díaz afeó a Lambán que hayan tenido que ser los podemistas los que exijan responsabilidades y Lambán les acusó, también de nuevo, de no pactar la reforma del ICA por la presión de la RAPA y del Ayuntamiento que lideran ZEC y Pedro Santisteve.

Al presidente del PAR, Arturo Aliaga, Lambán le aseguró que defenderá las cuencas mineras y alegará contra la ministra Teresa Ribera y un plan de transición energética que tampoco convence a PSOE-CHA.

Para Ciudadanos reservaba el socialista una clase sobre política local, esa por la que siempre un alcalde se dirige al Gobierno para preguntar qué hay de lo suyo.

Con amalibilidad atendió, una vez más, a Patricia Luquin (IU), que le solicitó que siga apostando por la izquierda para evitar pactos como los de Andalucía.

Etiquetas
Comentarios