Aragón

Sanidad

La joven testigo de Jehová permanece ingresada con un coma inducido en la uci

Fue intervenida de una apendicitis y su estado se agravó al sufrir una peritonitis.

El Hospital San Jorge de Huesca.
J. S.

La familia de la joven mantiene la esperanza de que esta pueda superar con sus propias fuerzas la grave situación clínica en la que se encuentra desde hace unas semanas en la uci del hospital San Jorge de Huesca, donde permanece ingresada. Fue intervenida de una apendicitis y su estado se agravó al sufrir una peritonitis. Las complicaciones aconsejaron inducirle el coma.

Ocurrió hace unos 20 días y el viernes pasado, los médicos comunicaron a los padres que era necesario realizarle una transfusión de sangre. Fue entonces cuando estos se enteraron de que su hija había realizado un testamento vital o escrito de Instrucciones Previas en el cual rechazaba expresamente un tratamiento que requiera una transferencia de sangre porque lo prohibe la creencia religiosa que profesa, ya que es testigo de Jehová.

Su madre comentó ayer que era algo que también desconocían debido a que la joven vive fuera de la casa familiar desde hace dos años, cuando empezó a trabajar. La mujer, que indicó que ellos no tienen estas creencias, manifestó que no está de acuerdo con la decisión que tomó su hija, "pero ya no se puede hacer nada".

Sin poder ocultar la congoja, indicó que se había llegado hasta donde era posible, es decir, hasta solicitar el amparo de la justicia. Desde el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) precisaron que ante el servicio de guardia se recibió en el juzgado un escrito del hospital San Jorge que explicaba a la jueza que había una persona ingresada y que tenía un escrito de Instrucciones Previas. Conforme a lo previsto en el artículo 11 de la Ley de Autonomía del Paciente, se le proporcionó a la instructora información por si resultara necesario llevar a cabo una transfusión de sangre. El juzgado, a la vista de esta documentación, dictó un auto de sobreseimiento por no ser los hechos constitutivos de delito. La fiscalía dio el visto bueno a la resolución y no la ha recurrido.

La familia no quiere hablar del trance el que se encuentra su hija, postrada en la unidad de cuidados intensivos e inconsciente por el coma que se le indujo. La madre indicó que no es posible administrarle un tratamiento sustitutivo a la sangre porque lo que necesita son glóbulos rojos. Tampoco se le puede despertar, porque se encuentra muy débil, así que es imposible saber si, en esta situación, la joven estaría dispuesta a revocar esas Instrucciones Previas que firmó a principios del pasado mes de enero, en concreto el día 8.

El documento de voluntades anticipadas, además de los dos testigos, contempla también la designación de una representante legal que sería el interlocutor de los médicos si el paciente no pudiera expresar su voluntad. Según la madre, por el hospital no ha aparecido nadie que pueda hablar en nombre de su hija.

La familia es extranjera y reside en una localidad de la provincia de Huesca desde hace 12 años explicó la mujer.

Etiquetas
Comentarios