Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El timo de las primarias y del voto de las bases

OPINIÓNACTUALIZADA 22/03/2019 A LAS 02:00
elecciones4
Prometieron respetar el voto de los militantes pero no han cumplido.
HERALDO

Prometieron democracia interna y acabar con el autoritarismo en el partido, pero a las primeras de cambio, Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias han hecho gala de despotismo y han menospreciado a los militantes. Podemos y Cs no cumplen ni de lejos lo que predicaban hace cuatro años y PP y PSOE, ni disimulan. Casado ya llegó maniobrando con Cospedal para cargarse a Sáenz de Santamaría, la más votada en primarias. Y ahora, por supuesto, no ha consultado a nadie para colocar a su peones bajo el eufemismo de la renovación y atrincherarse ante una posible derrota.

Igual que hizo Sánchez para vengarse de sus críticos en Euskadi, Andalucía o Aragón. En el PSOE llueve sobre mojado. Sánchez apeló a la militancia para recuperar la secretaría general y prometió respetar el voto de las bases y consultar las decisiones de calado. Una vez que tocó poder, de eso nada. Ni consultó la moción de censura ni respetó las listas.

Esa falta de democracia interna permitió a la candidata al Ayuntamiento de Zaragoza Pilar Alegría, con el insólito apoyo de Ferraz, rechazar el pacto del PSOE zaragozano (2º, 4º y 9º de la lista frente a 2º, 3º, 4º y 7º que ha logrado) y abrir una crisis. De hecho, a última hora tuvo que fichar a Luis García Vinuesa e Inés Ayala, tras la negativa de José Miguel Sánchez (Cámara de Comercio) y de Joaquín Santos (director del IASS ), quien declinó ir tras el desplante a los militantes y a quienes le ayudaron a ser la responsable de Organización y consejera de Universidad y a ganar las primarias. Lo que deja en una postura incómoda a García y a Ayala.

Más aún, porque Alegría, cuya gestión como consejera es más que aceptable pero está desaparecida como aspirante a la alcaldía desde septiembre de 2018, ha defendido cuando le ha venido bien el voto de los afiliados y la decisión del aparato, que era el mismo que ahora. En política también hay que saber estar a las duras y a las maduras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión