Despliega el menú
Aragón

El esquí, una buena excusa para la integración

Alumnos del colegio de educación especial Gloria Fuertes de Andorra viajan cada año a la estación de Valdelinares para aprender a esquiar y reforzar su socialización.

El esquí, una escusa para la integración
El grupo de alumnos y profesores del colegio Gloria Fuertes, durante su estancia en Valdelinares.
HA

La estación de esquí de Valdelinares se ha convertido en una extensión del Colegio de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra desde hace más de veinte años gracias a las campañas de esquí escolar que organiza la Diputación Provincial. Diecisiete alumnas y alumnos de este centro educativo especializado en jóvenes con discapacidad intelectual aprendieron durante la primera semana de marzo a esquiar y también a integrarse en una actividad escolar así como a desempeñar algunas rutinas de la vida cotidiana. Combinaron las clases sobre los esquíes con estancias en la Colonia Polster de Alcalá de la Selva.

La experta en psicomotricidad del Gloria Fuertes Silvia Blasco, que formó parte de la expedición, explicó que cada año acuden a las pistas de Valdelinares porque se "adaptan" a la perfección a las necesidades del colegio. Señaló que su tamaño reducido y el alto grado de conocimiento del personal respecto de los alumnos del centro andorrano facilitan mucho todas las actividades.

Blasco destacó que los monitores de esquí ofrecen una atención individualizada y adaptada a las condiciones de los alumnos del Gloria Fuertes, que "aprovechan al máximo" la experiencia. La profesora añadió que, además de mejorar su psicomotricidad y desarrollar una actividad física con el esquí, los participantes trabajan mucho "la autonomía personal" al encargarse de tareas cotidianas, como preparar la maleta, hacerse la cama o poner la mesa. Además, en la Colonia Polster convivieron con los alumnos de otros dos colegios de Andorra que coincidieron en la misma semana.

Como señala Silvia Blasco, el tiempo acompañó y facilitó el disfrute de una excursión que discurrió entre la diversión, el deporte y la educación especial. La presencia de los alumnos del Gloria Fuertes en las pistas de esquí se enmarca en la Campaña de Esquí Escolar Valdelinares 2018-2019, organizada por la Diputación Provincial y que ha batido el récord de participantes con 1.189 alumnos y 51 acompañantes de 43 centros escolares de toda la provincia.

La campaña ha superado el máximo de participación, alcanzado en la temporada 2017-2018 con 1.104 estudiantes de Primaria y Secundaria inscritos, un 7,3% por debajo de la presente edición.

La Campaña de Esquí Escolar, que arrancó el 7 de enero, terminará el próximo 29 de marzo. Los participantes se alojan en el Colonia Polster de Alcalá de la Selva, dependiente de la Diputación. Pagan una cuota de inscripción de 225 euros, que incluye todos los gastos desde la salida de los colegios hasta el regreso a casa.

La Diputación promueve así la iniciación al esquí entre los más jóvenes para promocionar el deporte y también potenciar la nieve como recurso lúdico. Durante las estancias de los grupos de escolares, de una semana, se llevan a cabo actividades para "sensibilizar" sobre la protección del medio ambiente y también se relanza la sierra de Gúdar como destino turístico.

El vicepresidente primero de la Diputación, Joaquín Juste, definió las cifras de participación de 2018-2019 como "espectaculares". El diputado delegado de Deportes, José Herrero, señaló que si la inscripción sigue creciendo evaluará la opción de buscar otras "posibilidades" para dar cabida a todos los interesados.

La iniciativa va destinada a todos los chicos y chicas de entre 10 y 16 años de la provincia de Teruel a través de los centros educativos en los que estudian. La Diputación destina a financiar este plan 225.000 euros cada año. La afluencia de este invierno se ha repartido a partes iguales entre chicos y chicas, con 594 y 595 participantes, respectivamente.

Etiquetas
Comentarios