Despliega el menú
Aragón

Medio Ambiente

Los sindicatos agrarios exigen una solución “definitiva” contra las riadas

Este sábado se concentrarán en Villafranca para instar a que se limpie el cauce y se garantice el futuro de la ribera

Samper, Alcubierre, Valero, Roche y Gómez, ayer en la ribera del Ebro en Zaragoza
Samper, Alcubierre, Valero, Roche y Gómez, ayer en la ribera del Ebro en Zaragoza
José Miguel Marco

Los sindicatos agrarios de Aragón dijeron ayer "basta" y exigieron una solución "definitiva y estructural" a la situación del río Ebro. Araga, Asaja, UAGA, UPA y la Federación de Cooperativas Agroalimentarias instaron a limpiar el cauce para garantizar la viabilidad económica de la ribera y sus municipios.

Los afectados volverán a concentrarse el sábado en Villafranca y seguirán haciéndolo "hasta que se ataje el problema de una manera adecuada". "Lo que antes era un orgullo se ha convertido en un impedimento", aseguró el secretario general de UPA, José Manuel Roche. En su opinión, la situación se ha agravado en los últimos años y actualmente "es imposible vivir tranquilo en los pueblos situados junto al río".

Para Jorge Valero, presidente de Araga, es incomprensible que en verano no haya "ni una sola máquina" trabajando para retirar la maleza arrastrada por el río en las últimas avenidas extraordinarias. "Ya no nos vale decir que la UE no lo permite, estamos viendo que el Sena y otros ríos europeos sí se dragan", aseveró.

Los sindicatos aseguraron que insistirán "hasta que la solución se imponga". "Tener el río sucio es como tener todas nuestras casas en mal estado. La situación no solo afecta a estos municipios y sus agricultores, atañe a todo Aragón", subrayó Ángel Samper, secretario general de Asaja.

En los últimos meses han mantenido varias reuniones con la Confederación Hidrográfica del Ebro(CHE). "Pero aún no contempla esta posibilidad", lamentó José María Alcubierre, secretario general de Uaga. A su juicio, se necesita encontrar una fórmula que permita a los ribereños vivir "adecuadamente" y garantice la biodiversidad del río.

El organismo, por su parte, recordó que el proyecto Ebro Resilience, que continúa en marcha pese a encallar en Europa y ‘perder’ 16 millones de euros de financiación, contempla limpiezas puntuales en aquellas zonas donde sean necesarias. Incidió, a este respecto, en que se han mantenido varias reuniones con alcaldes, sindicatos y asociaciones de afectados y en que se viene trabajando para minimizar los daños provocados por las avenidas.

Daños en los cultivos

El principal ‘pero’, destacó Felipe Gómez, director de la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, es que "la riqueza del mundo agrario y ganadero y el agua están íntimamente unidas". "El agua puede ser un factor de crecimiento económico y desarrollo, pero también puede destruir dicha riqueza. Es un problema complejo que no tiene una solución sencilla. Lo que tampoco tiene es una ‘no solución’. Las presiones del mundo ambientalista han provocado una absoluta inacción", criticó. Aludió, en este sentido, a las pérdidas sufridas por las cooperativas en las últimas riadas, que redujeron la producción a prácticamente la mitad.

Etiquetas
Comentarios