Aragón

sucesos

La madre de los niños de Godella residió casi un año en Rubielos de Mora

Escogió este pueblo para las labores sociales impuestas tras su detención en las protestas del 15-M. La Guardia Civil difunde imágenes del momento que fue encontrada.

La mujer que supuestamente había asesinado a sus dos hijos estaba semidesnuda en un bidón cuando fue encontrada
Atlas

La madre de los dos niños hallados muertos el pasado jueves en la localidad valenciana de Godella tiene vínculos con Rubielos de Mora, en Teruel, y al parecer habría residido allí en 2014, junto a su pareja, mientras realizaba trabajos en servicio de la comunidad. La mujer escogió este pueblo como lugar donde desempeñar las labores sociales impuestas tras su detención durante las protestas del 15-M. El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Paterna decretó el viernes prisión provisional, comunicada y sin fianza para esta mujer, a quien considera autora del crimen.

Los vecinos de Rubielos de Mora recuerdan con claridad a la pareja, según publica el 'Diario de Teruel', y aseguran que ambos tuvieron en todo momento una actitud normal y colaborativa, durante el casi un año que pasaron en la localidad. Según este medio, la mujer tendría vínculo con el pueblo, ya que sus abuelos tienen una casa en la localidad y una tía suya lo visita con frecuencia. 

La Guardia Civil ha difundido las imágenes del vídeo grabado por los agentes del momento en el que encontraron a la presunta parricida, que estaba metida en posición fetal y semidesnuda dentro de un bidón de plástico.

Ahora, los padres de los dos niños asesinados permanecen recluidos en la prisión de Picassent, concretamente en la enfermería de cada módulo y sometidos a protocolo antisuicidio, por lo que ambos cuentan con vigilancia adicional de otro preso de apoyo.

Fuentes próximas a la investigación del caso han indicado a Efe que, tras cumplir el procedimiento habitual del ingreso en prisión como la toma de huellas, fotografías y entrevistas con el servicio médico, la dirección de la prisión tomó la decisión de que tanto él como ella ingresaran directamente en las dos enfermerías que hay en la cárcel, la de los hombres y la de mujeres.

Además, acordó poner en marcha el protocolo antisuicidio, lo que significa que tanto el padre como la madre de los pequeños cuentan con la vigilancia de otro recluso considerado de confianza para la prisión y denominado "preso de apoyo" o "sombra".

Fuentes de la investigación señalaron ayer Efe que al parecer la mujer sufre desequilibrio mental y tenía alucinaciones, y el día del fallecimiento de los niños tuvo un brote psicótico. 

Etiquetas
Comentarios