Aragón

Aragón

Adiós al pabellón de Filología

La obra de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza va velocidad de crucero. Las máquinas han derribado ya el pabellón de Filología

DERRIBO DEL PABELLON DE FILOLOGIA DEL CAMPUS UNIVERSITARIO DE LA PLAZA DE SAN FRANCISCO ( ZARAGOZA ) / 13/03/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
El histórico pabellón de Filología es ya escombros. Las máquinas acabaron ayer su derribo.
Oliver Duch

Adiós definitivo al pabellón de Filología. El histórico edificio de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza es desde este miércoles un montón de escombros. Las máquinas, que comenzaron su demolición hace unos días, finalizaron su tarea y ya solo queda un solar vacío donde, tras su limpieza, se comenzará a construir un nuevo edificio funcional y moderno.

El proceso de su derribo ha sido seguido, prácticamente todos los días, por grupos de ciudadanos que se han acercado a ver y fotografiar cómo iba desapareciendo un pabellón al que muchos guardan un enorme cariño por la cantidad de horas que pasaron en su salas siendo estudiantes o docentes y por las vivencias compartidas en su conocida sala de estudio. Una dependencia, con un horario de apertura tan amplio, que ha sido el preferido de miles de alumnos que llegaban de otras facultades e institutos.

Con el derribo de esta estancia, la obra de Filosofía y Letras cobra velocidad de crucero y es ya una realidad tangible y visible. Hasta ahora, la esperada reforma de esta facultad la habían notado, sobre todo, los estudiantes, profesores y empleados de los diferentes departamentos de Filosofía y Letras que, tras el verano, tuvieron que hacer mudanza y dejar sus clases y despachos para ocupar otras estancias hasta que los nuevos edificios estén construidos.

Emotiva despedida

"El futuro de la nueva Facultad de Filosofía y Letras tiene que ser tan prometedor como el de las Humanidades". Con este brindis hecho por el actual decano, Eliseo Serrano, se escenificó el adiós con el que la comunidad educativa se despidió en julio de un edificio que se construyó en los años 40. Si se cumplen los plazos previstos, en 2021 habrá en este solar y en los edificios remodelados del resto de la facultad unas modernas instalaciones en las que se habrán invertido alrededor de 19 millones de euros.

Fue aquel un entrañable y emotivo homenaje que rindieron profesores, trabajadores y alumnos a una facultad que estaba pidiendo a gritos desde hacía años una remodelación en profundidad.

Aquel encuentro tuvo un tono agridulce: triste por tener que despedirse de unas dependencias con las que muchos se sentían identificados por haber pasado en ellas buena parte de sus vidas y alegre porque las instalaciones nuevas serán, sin lugar a dudas, más modernas, confortables y eficientes.

Sentimientos agridulces

Sensaciones que han compartido estas últimas semanas los ciudadanos que se han acercado a las vallas del campus de San Francisco para ver cómo las grúas y piquetas iban echando abajo el viejo edificio universitario.

Como Pedro, que esta semana hacía fotos mientras repetía emocionado: "Qué pena, qué pena". Y explicaba al resto de curiosos que seguían el implacable avance de las máquinas que él, en realidad, no había estudiado Filosofía y Letras, sino Derecho, pero que pasó muchas horas en la sala de estudio de este pabellón y que allí hizo buenos y duraderos amigos.

De hecho, las fotos las estaba tomando, dijo, para enviárselas a una amiga y antigua compañera que ahora vivía en Alemania. "Pero hacía falta renovar estos edificios –apuntaba una joven que, por su edad hacía mucho menos tiempo que había dejado la facultad–. Se caían de viejos. Literalmente. Yo vi cómo se desplomó una vez parte del techo de escayola". "Sí, es verdad –reconocía Pedro–, había que reformar la facultad. Pero aun así, qué pena", insistía.

Un mes después de que las máquinas comenzar a demolir el pabellón de Filología de la Universidad de Zaragoza, el edificio ya es historia.

Una obra de 19 millones que durará 3 años

La demolición del pabellón de Filología forma parte de los trabajos de la reforma y ampliación de la Facultad de Filosofía y Letras.

El proyecto incluye la construcción, en lugar del viejo pabellón, de un moderno edificio departamental, la rehabilitación del conjunto histórico y la urbanización del entorno de la facultad.

Su ejecución cuenta con un presupuesto de 19 millones de euros –lo que representa una rebaja del 17% sobre el importe de licitación que fue de 23 millones– y de ella se está encargando la Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por FCC Construcción, FCC Infraestructuras Energéticas, Constructora Pirenaica SA y Estructuras Aragón.

Las obras de calado han comenzado con un par de meses de retraso, ya que estaba previsto su inicio para finales de diciembre o principios de enero, y se prolongará durante 36 meses.

El diseño del edificio es de Magén Arquitectos e Ingeniería Torné.

Etiquetas
Comentarios