Despliega el menú
Aragón

educación

Niños de 7 y 8 años del colegio Ramiro Soláns de Zaragoza venden cuadros por encargo para ir al Prado

La clase de 2º de Primaria ha montado la cooperativa Super Sueño para pintar cuadros y escribir poemas con los que financiar un viaje al Museo del Prado.

Los niños y niñas de 2º de Primaria del colegio Ramiro Soláns de Zaragoza tienen un sueño: ir al Museo del Prado a ver los cuadros que están aprendiendo en clase. El colegio Ramiro Soláns está en el barrio Oliver, tiene un alto porcentaje de alumnado de familias desfavorecidas, con situaciones económicas y sociales complicadas. De la clase de 22 alumnos, solo tres han estado alguna vez en Madrid y ninguno conocía el Prado hasta que su profesor, Diego Escartín, les habló del museo. Este colegio lleva años apostando por la innovación educativa y los niños creen que los sueños se pueden cumplir. Para ello han creado una cooperativa, Super Sueño, con la que hacen y venden cuadros por encargo para recaudar dinero y poder viajar al Museo del Prado.

"El curso pasado comenzamos un proyecto basado en las artes: la pintura, el cine, la música, la danza, la poesía. Es una clase muy curiosa y los chicos son muy activos. Este curso hablamos de los sueños y lo que cuesta conseguirlos. Buscamos un sueño grupal y surgió la idea de ir al Museo del Prado. Los chavales pensaron que vender cuadros podría ser una manera de sacar dinero. Y decidimos crear la cooperativa Super Sueño. Está dividida en departamentos y cada uno trabaja en la parte que más le gusta", explica el tutor.

La cooperativa comenzó a trabajar en enero y ya ha gestionado unos 30 pedidos. Tienen una página web en la que explican su proyecto y a través de la cual se pueden hacer encargos. Reproducen obras conocidas (como 'Las meninas', 'La joven de la perla', 'La noche estrellada'), pintan cuadros a partir de fotos o lienzos de tema libre. El precio estándar es 5 euros (1 más si hay que enviarlo por correo).

Trabajo en equipo

Los miércoles es el día de trabajo de la cooperativa. La mañana comienza con una asamblea y después los alumnos de 2º se dividen en sus grupos de trabajo. Los chavales, de 7 y 8 años, son muy autónomos y trabajan muy bien en equipo. En Finanzas están Yerai, Fatou, Nathaly y Luisito. Consultan los precios del AVE en la web de Renfe; responden a los mails; apuntan en una hoja los gastos e ingresos, y avisan a los de Diseño de los nuevos pedidos.

Kata está pintando 'Las meninas'. Anwar está coloreando "un cuadro de ojos" (un encargo reproducción de una obra de la artista japonesa Yayoi Kusama). Laisa está copiando un dibujo del jugador de baloncesto LeBron James, mientras escucha música en un móvil del profesor ("bachata, no reguetón, aclara). Y Samira está terminando otro cuadro de Kusama, encargo del colegio Cortes de Aragón. "Vamos a ir al Museo del Prado de Madrid a conocer los cuadros que hemos visto en el cole. Iremos en el tren más rápido del mundo. Yo nunca he ido en tren. A ver si nos dejan los papás...", dice Samira.

Mientras, los del grupo de Marketing (Adam, Natalia, Joel y Miguel Ángel) están haciendo un cartel y planeando un vídeo de promoción. Los de Administración (Pura, Yadira, Valeria y Janet) están montando una maqueta del Prado y buscando información de los cuadros que irán a conocer. "Cuando vayamos nosotros haremos de guías. Es un museo muy grande con varias plantas", apunta Valeria. Los de Innovación (Musa, Luis, Yamiley y Stephen) están escribiendo poemas. Más adelante también tienen previsto vender poemarios encuardernados. Abraham y Abel son del departamento de Recursos humanos, y se encargan de coordinar y resolver problemas.

Diego (el tutor), Inma Ariñez (una auxiliar de educación especial) y Sara Marco (una voluntaria) ayudan a los chavales. "Yo mismo estoy sorprendido de su trabajo y la gran motivación que tienen. El viaje y la visita al Prado serán un gran premio para ellos", afirma el profesor. Calculan que tendrán que conseguir unos 1.000 euros para poder pagar el viaje en tren de todos. Las entradas al museo son gratuitas para escolares. Aún les falta recaudar bastante y acabar de convencer a todos los padres. Esperan cumplir su sueño el 30 de mayo.

Los niños del Ramiro Soláns sueñan con ir al Prado.
Los niños del Ramiro Soláns venden cuadros por encargo para poder viajar al Prado.
José Miguel Marco
Etiquetas
Comentarios