Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo del Campo

jornadas

Joan Girona: "España es líder mundial en investigación en eficiencia de agua"

El investigador del IRTA participó en una jornada organizada por Agrobank La Caixa en Zaragoza.

Juan Girona, en Zaragoza, donde participó en la cátedra Agrobank.
Juan Girona, en Zaragoza, donde participó en la cátedra Agrobank.
A. R.

En un mundo en el que producir una sola manzana requiere 70 litros de agua o en el que una persona utiliza 3.500 litros de agua a lo largo de un día, es esencial un uso lo más eficiente posible de este recurso fundamental. Así lo explicó Joan Girona, investigador del IRTA y uno de los principales expertos en la materia, durante una jornada organizada por Agrobank La Caixa en Zaragoza.

¿En qué trabaja la investigación en materia de regadíos?

La investigación trabaja en dos líneas. La primera busca cómo producir más alimentos con menos agua, para lo que el conocimiento es clave. La segunda, pretende desarrollar la tecnología necesaria para que el agricultor pueda aplicar este conocimiento. Se están desarrollar sistemas de información y gestión automática, información vía satélite, diferentes aplicaciones que conectan bases de datos de climatología con los sistemas de riego inteligentes que regulen el riego de acuerdo con esos parámetros… Todo ello en aras de la eficiencia y rentabilidad de las explotaciones. Necesitamos ser eficientes también económicamente. Quiero poner de relieve los excelentes grupos de investigación en materia de agua que hay en España, por ejemplo, en el CITA. Somos líderes mundiales.

¿Qué podría hacer el sector con esa tecnología?

Con esa tecnología y con la formación adecuada, el sector podría reducir el consumo de agua en sus explotaciones y aumentar su eficiencia hasta en un 40%. El sector cada día es más sensible a este mensaje. ¿En qué medida? A medida la disponibilidad de agua se reduce en algunas zonas, el agricultor se sensibiliza mucho más con el uso eficiente de la misma. También los agricultores que gozan de mayor disponibilidad de agua están empezando a pensar en cómo hacer más rentables sus explotaciones con la misma cantidad de agua. Otro factor clave es el relevo generacional del sector. El agricultor joven está más concienciado con un uso eficiente del agua y cuenta con mucha más formación.

Defiende que hay que ir hacia un nuevo paradigma en materia de agua ¿Cuál es este paradigma?

Es necesario hacer a la sociedad consciente de que para producir alimentos es fundamental el agua. Es chocante ver cómo la mayoría de esta sociedad, que es eminentemente urbana y desconoce de dónde proceden los alimentos porque los compran en el supermercado, son hijos o, como mucho, nietos de gente que vivía en el campo y que lo entendía muy bien ¿A qué se debe esta desconexión? Algunos sociólogos dicen que es porque no hemos sufrido falta de alimentos. El cambio de paradigma es que la sociedad valore la importancia del agua también para producir esos alimentos. No hemos sido capaces de transmitir de que para producir los alimentos que consumimos cada día también hace falta agua.

Los regantes han tenido tradicionalmente una imagen de derrochadores de agua ¿Es cierta?

El sector tiene esta mala imagen porque no hemos sabido explicar lo que en realidad sucede. Hasta hace no mucho creíamos que lo importante era hacerlo bien, y que contarlo daba igual. Como ciudadano me interesa tener alimentos y que el planeta mantenga su equilibrio. También es importante este prisma ambientalista de cuidado del agua. ¿Por qué dicen que la agricultura derrocha agua? Porque no se ha comprendido que, aunque la planta no absorba toda el agua, esta sigue todo un ciclo cerrado. No se pierde.

Para lograr mayor eficiencia en el uso del agua, aboga por el cambio de producción hacia cultivos de mayor valor añadido. Si todos hicieran lo mismo ¿no se pondrían en riesgo algunos productos?

Por supuesto, es necesario un equilibrio. No se trata de que todos dejen de cultivar maíz para cultivar brócoli. Pero existe una proporción demasiado alta de cultivos de bajo valor añadido que requieren de elevados consumos de agua. ¿Por qué no intentamos producir otros alimentos? Una de las ventajas del regadío es la mayor libertad que proporciona para cambiar de cultivos. Pero aún hay grandes zonas de monocultivos y creo que la diversificación podría ayudar a la economía.

También defiende el papel de la agroindustria en todo esto ¿Por qué es tan importante?

La agroindustria es capaz de multiplicar por entre dos y cinco el valor de lo producido sobre el terreno. Lo importante es crear el máximo valor añadido al producto y esto lo hace la agroindustria que, además está muy arraigada, es muy leal al territorio. La presencia de la agroindustria genera negocios indirectos que fijan población y vertebran el territorio. Si no se fomenta, acabaremos viviendo en ciudades y con un medio rural desertizado.

¿Nos creemos todo este mensaje?

Yo diría que estamos empezando a creérnoslo. Por ello, también evidenciamos que hay que comunicarlo a la sociedad. ¿Estamos explicándole a la sociedad que estamos haciendo esto? No. Todo lo que podamos hacer por informar y sensibilizar es importante.

Perfil

Joan Girona (Barcelona, 1955) es doctor ingeniero agrónomo. Toda su vida ha estado vinculado al mundo del riego y de la gestión del agua. Al principio de su trayectoria trabajó en una empresa del sector para, posteriormente, pasar al ámbito de la investigación. Desde hace tres décadas desarrolla su labor en el IRTA (Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias) de Cataluña, desde donde colabora con instituciones y universidades de Estados Unidos o Israel.

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión