Despliega el menú
Aragón

día de la mujer en aragón

Universitarios y alumnos de bachillerato sustituyen las aulas por las movilizaciones

Las clases de la Universidad de Zaragoza y de gran parte de los institutos se suspendieron por falta de alumnos.

Manifestaciones del 8.M en el campus de San Francisco
Grupos de universitarios participaron en los actos convocados en el campus.
Francisco Jiménez

La convocatoria de huelga de este viernes tuvo un seguimiento masivo entre los estudiantes universitarios y los alumnos de una gran parte de los institutos de la Comunidad. Esto hizo que la educación fuera uno de los sectores más afectados por la convocatoria de huelga feminista, pese a la baja participación de los docentes –tanto universitarios como de enseñanza no universitaria–.

La decisión de los jóvenes de no acudir a las aulas y participar activamente en las movilizaciones convocadas en las tres provincias obligó a los centros a suspender algunas clases o a impartir otras a medio gas y ante un reducido número de alumnos.

En el campus de San Francisco de la Universidad de Zaragoza, durante toda la mañana la actividad se trasladó de las aulas al exterior de las facultades. Según explicó la vicerrectora de Estudiantes, Ángela Alcalá, no se impartieron la mayoría de las clases por falta de alumnos asistentes. La única actividad docente que se mantuvo inalterable fueron las prácticas obligatorias que los alumnos de algunos estudios debían realizar en los laboratorios o en determinados centros sanitarios. El resto prefirió participar en los múltiples actos convocados en el campus en apoyo de la huelga feminista.

Estos grupos se unieron posteriormente a la manifestación que salió a las 12.00 de San Francisco, recorrió el centro de Zaragoza y finalizó en la plaza del Pilar.

El masivo apoyo a la huelga entre los universitarios no tuvo el mismo seguimiento entre los docentes e investigadores. Según los datos facilitados a media tarde por fuentes de la Universidad, solo el 1,48% de los profesores e investigadores universitarios decidieron parar. Este porcentaje fue más elevado entre el personal de administración y servicios, que decidió sumarse a la huelga el 10%.

Entre los actos institucionales organizados con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Rectorado de la Universidad de Zaragoza se concentró este viernes en los distintos campus universitarios. En el caso de Zaragoza capital, el rector, José Antonio Mayoral, y parte de su equipo se concentraron en las escaleras del edificio Paraninfo donde se leyó un manifiesto en favor de la igualdad.

Enseñanza no universitaria

En la enseñanza no universitaria, los efectos de la huelga de este viernes se notaron más o menos en función de las etapas educativas. En los primeros cursos de infantil y en bachiller, la escasa o nula asistencia de alumnos hizo que algunas clases se suspendieran o que –en el caso de los más pequeños– se cambiaran las asignaturas habituales por otras actividades más ligeras como juegos o películas.

En los ciclos de primaria y ESO, la tónica fue la normalidad: salvo contadas excepciones, los padres enviaron al colegio a sus hijos y las clases se impartieron como cualquier otro día.

Según los datos facilitados por el Gobierno de Aragón, el seguimiento de la huelga en Educación fue del 4, 61%. Aunque alguno de los sindicatos convocantes elevó considerablemente este porcentaje. Así, CC. OO. aseguró en una nota de prensa que el seguimiento de la huelga de docentes en centros públicos superó el 42%.

Etiquetas
Comentarios