Despliega el menú
Aragón

8-m

Historias a pie de manifestación

Mujeres de la marcha masiva de Zaragoza cuentan en primera persona sus motivos para bajar de la acera

Manifestación feminista 2019
Decenas de miles de mujeres feministas se sumaron a la manifestación en Zaragoza.
Francisco Jiménez

Detrás de cada mujer que este viernes se sumó a la marea feminista que recorrió el centro de Zaragoza durante más de dos horas hay una historia humana y un sinfín de motivos para bajarse de la acera otra vez y clamar de nuevo por una igualdad sin violencia ni abusos de ningún tipo. 

Noemí Domingo: "He recuperado las esperanzas de avanzar"
Manifestación feminista 2019
1

Noemí Domingo, vecina de María de Huerva y empleada de Banca, volvió a acudir este viernes a la manifestación con sus dos hijos, Marco de 6 años y Alicia de 1, con la esperanza de "avanzar algo más en igualdad". "Cuando era una adolescente crecía en un mundo en el que hombres y mujeres éramos iguales. La realidad rompió mi sueño, pero lo he recuperado al ver el auge del movimiento feminista entre las jóvenes". El año pasado acudió "recién parida" con su hija pequeña de cinco días. Cree que falta "concienciar" sobre los micromachismos y empieza por ella misma. "Hace unos días compré una pulsera morada para Alicia del 8-M y luego me di cuenta que no había pensado en Marco. Al día siguiente me hice con otra para él", explicó.

Mayte Hijazo: "Nos piropean llevando al paciente en camilla"
Manifestación feminista 2019
2

A Mayte Hijazo, técnico de emergencias de 24 años de Figueruelas, le han dirigido "piropos" cuando junto a su compañera de ambulancia trasladaban a un paciente en camilla. "Que te digan '¡Madre, como está la sanidad!' mientras trabajas es un insulto y una falta de respeto total", se lamentó. También es habitual que algunos usuarios o sus familiares, incluso mujeres, cuestionen que sean capaces de mover o levantar a un enfermo. "A veces hay gente que luego se da cuenta. Una chica nos llegó a decir que le habíamos dado una lección de vida", recordó. Por este tipo de comentarios, que está convencida sufren otras mujeres en su vida profesional, hizo huelga este viernes y salió a la calle a dar visibilidad a esta injusticia.

Teresa Val: "Espero que mis nietas puedan ser lo que quieran"
Manifestación feminista 2019
3

"Sobre todo estoy aquí por mis dos nietas, para que ellas tengan de verdad las mismas oportunidades que los hombres y mejor calidad de vida". Lo contaba este viernes en la Gran Vía de Zaragoza Teresa Val, quien a sus 76 años se estrenaba en su primera manifestación. Le acompañaban una de sus tres hijas y otra de sus nietas. Ella nació y se crió en Muniesa y llegó a la capital aragonesa ya casada. No tuvo oportunidad de trabajar fuera de casa porque a su marido le diagnosticaron a los 30 años una enfermedad que le incapacitó. Ha ejercido de cuidadora, y aunque reconoce que su esposo «siempre fue muy colaborador en casa», lo que más le importa ahora es que las dos pequeñas de la familia «puedan ser lo que quieran».

Pilar Mongares: "La brecha salarial que persiste es sangrante"
Manifestación feminista 2019
4

"La lucha tiene que seguir. Nos tenemos que currar la igualdad día a día en las empresas, con los maridos y los amigos, aunque también está bien el pataleo de todas juntas". Así de contundente se mostró este viernes Pilar Mongares, de 55 años, natural de Albalate del Arzobispo y cocinera de profesión. Acudió a vivir la marcha con su marido, su hija y su nieta después de asistir el año pasado a la de Andorra.
En su opinión, uno de los motivos más "sangrantes" para participar es "la brecha salarial que persiste". "En su momento yo dejé de trabajar porque el sueldo de mi marido era mayor al mío, como creo que ocurre en muchas parejas, y es algo que me parece injusto", dijo.

Emma Dirani: "El maltrato que sufrió mi hermana me marcó"
Manifestación feminista 2019
5

Emma Dirani, una ecuatoriana de 50 años que desde hace 14 reside en España, vivió muy de cerca la violencia de género en su país. "El maltrato que sufrió mi hermana a manos de su pareja nos marcó a toda la familia. Por eso tengo que estar aquí, mostrando mi solidaridad con todas las mujeres que son víctimas y pasan por lo mismo", explicó. Llevaba la pancarta de la Asociación de Mujeres Latinoamericanas.
Licenciada en Filología Inglesa y doctorada en Comercio Internacional, se tuvo que acostumbrar a que las jefaturas "siempre las ocuparan hombres". Ahora, está "harta" de "rebajar" y "modificar" su currículo para que no le digan que está "demasiado capacitada" para los puestos de cocina a los que se presenta en estos momentos.

Tere Gracia: "Me temo que los derechos pueden retroceder"
Manifestación feminista 1978
6

Con la veteranía que dan 40 años en el asociacionismo vecinal y el feminismo, Tere Gracia, de 74 años y de la Comisión de Mujeres del Picarral, no faltó a la cita porque "tal como está la política" teme que los derechos que se han logrado con años de esfuerzos "pueden retroceder". "Me mueve que no podemos dejar de luchar. He tenido la suerte de tener un buen compañero colaborador, pero no lo son todos. Mi hija también es feminista y he aprendido de ella", reconoció.
Este viernes, salió de la margen izquierda de Zaragoza con un grupo de 40 mujeres que en menos de media hora llegaron andando al punto de encuentro en el Paraninfo de la Universidad. "Ha sido una bonita experiencia. La Policía Local nos ha escoltado", explicó.

Etiquetas
Comentarios