Despliega el menú
Aragón

salud

Una fundación financiará a pacientes con anorexia 100 sesiones en centros privados

La entidad Ape para la prevención de trastornos alimentarios da este paso a la espera de que la DGA acepte que los tratamientos se cubran por el seguro escolar.

Guía Instituto de la Mujer sobre anorexia y bulimia.
Guía Instituto de la Mujer sobre anorexia y bulimia.
Fundación APE

La Fundación Ape para la prevención y erradicación de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) ha decidido dar un paso más para ayudar a las familias que asumen la financiación de tratamientos contra la anorexia y la bulimia en centros privados. Subvencionará cien días o sesiones para aliviar la carga económica de algunos padres, que llegan a tener que desembolsar hasta 10.000 euros al año.

El objetivo de la financiación de estos cien días de asistencias es no pagar el tratamiento completo a los afectados, sino beneficiar a varios y reducirles algo los costes. Pero no es la única iniciativa que ha tomado la entidad. Ha llegado también a acuerdos con diferentes hoteles para bonificar estancias a los pacientes aragoneses que tienen que desplazarse hasta Zaragoza para recibir los tratamientos. "Es una manera de ayudar a las familias hasta que consigamos que el Gobierno de Aragón atienda nuestra petición. No descartamos tomar otras iniciativas para ayudar a las familias", asegura Carlos Peralta, fundador patrono de la Fundación Ape, que lleva años reclamando a la DGA que abone las terapias en centros privados a través del seguro escolar, como lo hacen muchas comunidades españolas.

Hasta el año 2006 los enfermos con trastorno de la conducta alimentaria podían acceder a la atención neuropsiquiátrica en centros privados a través del seguro escolar, que cubría hasta el 80% de los gastos. Sin embargo, ese año el Instituto Nacional de la Seguridad Social ofreció la posibilidad a las comunidades de hacer un traspaso de la gestión de la prestación sanitaria del seguro escolar y algunas, como Aragón, la asumieron.

En ese sentido, el Gobierno de Aragón defiende que la atención para tratar los trastornos de la conducta alimentaria se cubren con recursos públicos propios y si no hay plazas libres, es cuando se financia en un centro privado. Hace hincapié en que no se sufraga el coste de los tratamientos cuando es la familia la que decide ir por su cuenta a un centro privado.

Petición a Lambán

A mediados de enero, la Fundación Ape, respaldada por otras entidades españolas que luchan contra los trastornos de la conducta alimentaria, registraron una carta en la DGA, en la que solicitaban una reunión con el presidente de Aragón, Javier Lambán, para hablar sobre la financiación de los tratamientos de anorexia y bulimia a través del seguro escolar. En ella, le recriminaban que los pacientes aragoneses de TCA vean "mermado gravemente su derecho de asistencia complementaria por la gestión del Gobierno sobre el seguro escolar". "Se está privando a estos pacientes de los beneficios de esta asistencia sanitaria, haciendo una interpretación distinta a la mayoría de territorios de España", subrayan en la carta.

En esta misiva, recuerdan que tanto la ministra de Trabajo como algunas instituciones aragonesas, como el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Zaragoza o el Justicia de Aragón, les han apoyado en su reivindicación. Precisamente, el Justicia de Aragón, Ángel Dolado ha hecho varias sugerencias en ese sentido. En una de las últimas pidió incluso la creación de un centro de referencia para anorexia y bulimia en la Comunidad para disponer de los recursos humanos y materiales necesarios para atender a los pacientes. A raíz de esta carta, la Dirección General de Asistencia Sanitaria ha citado a la Fundación Ape a una reunión, aunque de momento no se ha confirmado la fecha.

Etiquetas
Comentarios