Aragón

Sanidad

Uno de cada dos pacientes critica las largas esperas para el especialista

Los usuarios valoran positivamente al personal y su preparación, pero critican la demora para ser atendido en urgencias.

Una ambulancia de transporte sanitario urgente sale del hospital Miguel Servet.
Oliver Duch

Un 53,9% de los pacientes del Salud creen necesario reducir la espera para conseguir cita en el especialista. Así se desprende de la Encuesta de Satisfacción de Usuarios de Atención Especializada, presentada ayer por el director general de Derechos y Garantías de los Usuarios, Pablo Martínez, y la jefa de servicio de Información, Transparencia y Participación, Dolores Currás.

Aunque el porcentaje de usuarios "satisfechos" o "muy satisfechos" mejora un 1,9% respecto a 2016, se queda a 2,7 puntos del de 2014. "El dato sigue siendo mejorable", reconoció Martínez, que destacó que, sumando a aquellos que lo consideran "adecuado", el porcentaje se eleva al 64,7%. Esto quiere decir que hay un 35,3% que califica la demora de "nada satisfactoria" o "poco satisfactoria".

También es mejorable, a tenor de los resultados, el del tiempo de espera para ser atendido en urgencias. En 2016, año en que se realizó la última encuesta, convencía al 61,7% de los usuarios, mientras que ahora son un 60,6% (-1,1%) los que dan las notas más positivas. Respecto a hace cinco años, la valoración cae un 2,2%.

En este campo, la satisfacción por los cuidados sanitarios cae 2,5 puntos, aunque sigue rozando el sobresaliente con un 85,5% de comentarios positivos. Esto también ocurre con la solución dada al problema, que baja un 2,2% y se ‘conforma’ con un notable alto. "Esto nos hace reflexionar sobre la percepción de las personas", explicó el director general de Derechos y Garantías.

Otro aspecto que parece no gustar en exceso es el estado de las habitaciones y la comida. Aunque, en líneas generales, se registra una mejoría de en torno a seis puntos, la Consejería admite la necesidad de "reforzar" ambos apartados.

En el extremo apuesto están el interés del personal sanitario y su preparación, que destacan tanto en hospitalización como en urgencias y consultas. El informe, basado en 27.406 encuestas realizadas entre febrero y diciembre de 2018 a pacientes de toda la Comunidad, da porcentajes superiores al 90% a la amabilidad de los trabajadores, la confianza que transmiten o la información recibida, entre otros aspectos.

El 51,9% de los encuestados, de acuerdo con Martínez, eran mujeres. "El perfil del usuario es el de una persona mayor de 65 años y jubilada", afirmó. La atención y la rapidez del servicio figuran entre los aspectos mejor valorados, y entre los peores, destacan las instalaciones, los recursos materiales o la comida, y, en menor medida, la oferta de profesionales y la falta de limpieza.

Respecto al tiempo de ingreso, un 89,3% dice que ha sido "el necesario". Más residuales son las opiniones de quienes creen que han estado más de lo debido (6,5%) o menos (3,2%). Martínez aseguró que la valoración general es "positiva", ya que, por ejemplo, en el servicio de urgencias "se mejora en 10 de los 12 aspectos analizados". De cara a futuras encuestas, la Consejería estudia introducir preguntas sobre la percepción de la seguridad y de perspectiva de género.

El estado de las instalaciones obtiene mejor nota en consultas (82,2%) que en urgencias (71,2%). También hay diferencias a la hora de evaluar el tiempo dedicado, que en el primer caso obtiene un 88,4% y en el segundo, un 91,1%. La confianza, la amabilidad y el interés del personal médico y auxiliar, en cambio, obtienen resultados similares, de más del 85%.

Por hospitales, el Obispo Polanco destaca por el descenso en la tasa de satisfacción con la comida, que cae 10,4 puntos y no pasa del 77%. También baja en el San Jorge de Huesca, donde el mayor aumento se registra en el estado de las habitaciones. En el Royo Villanova de Zaragoza solo descienden la comida y la solución dada al problema, diagnóstico que comparte con el Servet. Tanto en este último como en el Clínico ha mejorado la valoración sobre las camas.

Si se atiende a las consultas de especialistas, el sector I, en el que se engloba el Royo Villanova, el dato de la demora para conseguir cita mejora un 9,5% respecto a 2016, todo lo contrario que el II, el del Miguel Servet. En este caso, el descenso es del 3,4%. En el sector III, el del Clínico, la valoración sobre el tiempo para entrar en consulta repunta un 5,6%.

Etiquetas
Comentarios