Despliega el menú
Aragón

servicios sociales

Más de 29.000 aragoneses reciben ya ayudas de la dependencia, pero 6.000 siguen a la espera

Otras 7.590 personas han solicitado la prestación y sus casos ni siquiera se han valorado todavía.

Aragón finalizó 2018 con un 5.976 nuevas atenciones en el sistema de dependencia.
Aragón finalizó 2018 con un 5.976 nuevas atenciones en el sistema de dependencia.
Guillermo Mestre

Un total de 29.146 aragoneses recibían a finales de 2018 la ayuda a la dependencia, lo que supone 3.529 más (un 13,78%) que en 2017 y 11.318 más (un 63,48%) que a principios de esta legislatura en 2015. A pesar de estos buenos resultados, todavía 6.000 personas continúan en lo que los expertos llaman el "limbo de la dependencia". Es decir, aquellos usuarios que pese a tener reconocido el derecho a algún tipo de prestación todavía no la reciben y llevan meses aguardándola. Además, otras 7.590 personas están en lista de espera para que su caso sea valorado, lo que supone un incremento de un 9,89% respecto a 2017, cuando se alcanzaron las 6.907.

Estos son algunos de los datos que refleja el XIX Dictamen del Observatorio de la Dependencia presentado ayer. Además, a lo largo del año pasado, el número de solicitudes en Aragón creció un un 6,12%, pasó de 46.842 a 49.707 y el de enfermos con derecho a algún tipo de prestación se incrementó un 5,44%, de 33.334 a 35.146.

Con estas cifras, la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, autora de este informe, hace una lectura de las fortalezas y debilidades de la gestión de este sistema. "Lo más positivo es que con 5.976 nuevas incorporaciones de beneficiarios en 2018, alcanza un nuevo récord con 29.000 personas atendidas", valoró Gustavo García, coordinador en Aragón del colectivo.

También subrayó que con 6.000 ciudadanos en el "limbo de la dependencia", la Comunidad se sitúa por debajo de la media nacional, un 17,1% frente al 19,2%. García apuntó que con el ritmo de crecimiento de los últimos ejercicios en poco más de un año y medio se podría lograr la plena atención.

Residencias y centros de día

El aspecto más negativo, en opinión de García, es que todavía tienen "bajo peso" en el total de servicios aquellos de más intensidad y que benefician a las personas en situaciones más graves y vulnerables, especialmente las residencias y centros de día. La tragedia, recalcó, es todavía mayor cuando el 40% de los dependientes que están en el "limbo" son grandes dependientes (grado 3) o severos (grado 2). En este sentido, el observatorio advierte de un exceso de ayudas económicas que penaliza la financiación y no genera empleo.

En el otro lado de la moneda, este estudio destaca el "singular esfuerzo" llevado a cabo por la DGA en favor de los servicios de proximidad, como la ayuda a domicilio, que ya ocupa el 10,6% de su cartera de servicios, y que era prácticamente inexistente hace tres años.

El director general del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Joaquín Santos, recordó ayer que para reducir el número de personas pendientes de valoración en octubre del año pasado se contrató a 19 trabajadores sociales para Zaragoza, donde hay un mayor atasco. "A finales de legislatura esperamos que la cifra sea sensiblemente inferior. En Teruel el plazo de admisión está en un mes, en Huesca por debajo de los tres y en Zaragoza rondaremos actualmente el medio año, pero confiamos en mejorarlo", dijo.

Loading...

Santos también subrayó que Aragón ha pasado a ser la segunda comunidad que más ha aumentado en dependientes atendidos, superada por Valencia, y la tercera que más ha reducido los usuarios que se encuentran en el "limbo", por detrás de Castilla-La Mancha y Galicia.

Etiquetas
Comentarios