Despliega el menú
Aragón

Los secretos de Aragón llevan premio

Aragón ha premiado el buen hacer de sus productores agroalimentarios con una gala en la que se animó al sector a compartir sus tesoros y secretos gastronómicos.

Los premiados en la Gala Alimentos de Aragón, con representantes de la Consejería de Desarrollo Rural y la patronal alimentaria.
Los premiados en la Gala Alimentos de Aragón, con representantes de la Consejería de Desarrollo Rural y la patronal alimentaria.
Fabián Simón/DGA

No es un secreto que Aragón produce alimentos de calidad, que innova en sus procesos productos, que mantiene una tradición centenaria en sus industrias alimentarias que conjuga con las modernas tecnologías. No es un secreto que es un sector con resistencia frente la crisis, que ha mantenido e incluso incrementado el empleo en los momentos más complicados del panorama económico. Y no es un secreto que se pasea sin complejos, y con muchos reconocimientos, por mercados de todo el mundo. Pero tampoco es un secreto que estos productos no son tan conocidos como cabría de esperar, una situación a la que quiere darle la vuelta la estrategia comercial ‘Comparte tu secreto’, presentada hace unos meses por el departamento de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón y con la que se pretende dar notoriedad a los alimentos aragoneses y favorecer su comercialización. En torno a ella giró la gala Alimentos de Aragón, celebrada el pasado miércoles, con la que se reconoce el buen hacer de los productores agroalimentarios.

Fueron una entrega de premios muy dulce. Y no solo por la sensación que seguro sintieron los galardonados, sino porque en esta edición, la repostería y el chocolate fueron los grandes triunfadores. Fue una pastelería creada hace un siglo, un 13 de agosto de 1918, en la localidad turolense de Alcorisa la que se hizo con el premio Artesanía Alimentaria. Pastelería Belenguer, por la que han pasado tres generaciones de pasteleros artesanos que han heredado la pasión por la chocolatería, no solo ha diversificado su negocio, sino que a su larga tradición ha unido innovadores productos como su gama de bombones Art, sin gluten, pintados a manos (no hay dos iguales) que elabora artesanalmente con 18 sabores, y que han conquistado paladares tan lejanos como los de algunos de los países árabes, Estados Unidos, Alemania, Francia o Gran Bretaña.

Y una pastelería fue también la que se llevó a sus vitrinas el premio a la Industria Alimentaria. Fundada en Daroca (Zaragoza) en 1874 por Manuel Segura Esteban, Pastelerías Manuel Segura está regentada actualmente por la sexta generación, que ha sido la artífice de la construcción de un obrador dotado de la más avanzada tecnología. Eso sí, esta empresa, una de las más antiguas de España en este sector, no ha olvidado su historia y cuenta desde 2002 con un Museo de la Pastelería en el que muestra los distintos útiles y herramientas con los que ha elaborado sus dulces productos a lo largo de su trayectoria.

Centenaria y chocolatera es también la empresa aragonesa que recogió el Premio Especial Alimentos de Aragón. Con este reconocimiento, el jurado quiso distinguir el buen hacer de Chocolates Lacasa, una firma familiar que inició su actividad en 1852 en un almacén en Jaca (Huesca) donde Antonio Lacasa vendía tejidos, garbanzos y los chocolates que él mismo fabricaba. Premiar el tesón de su mujer, Carmen Echevarría, que al quedarse viuda se hizo cargo de la dirección de la empresa, un cargo desde el que lideró la transformación del pequeño negocio familiar en el gran grupo industrial que es hoy día, que emplea a más de 700 trabajadores y que se ha hecho hueco en los más exigentes mercados internacionales con sus conocidos Conguitos, sus originales Lacasitos y su variada oferta de turrones, bombones y chocolates.

El protagonismo de la borraja

La verdura más característica de Aragón, la borraja, fue protagonista de la Gala de Alimentos de Aragón. No solo porque inspiró el motivo del galardón, obra del escultor Florencio de Pedro, o porque la actriz Encarni Corrales de Teatro Indigesto, conductores del acto, se transformara en Remedios Borraja, sino porque uno de los premios más aplaudidos fue a parar a Movera. Concretamente a la explotación en la que Hermanos Mené innovan con este cultivo, con en el que son los mayores productores de España. Fueron los primeros en vender borraja pelada y cortada y los pioneros en el cultivo hidropónico y bajo invernadero. Y participaron en el año 1898, junto con centros de investigación del Gobierno de Aragón, en la selección de una borraja con resistencia a la subida de la flor que culminó en la línea ‘Movera’, una variedad muy cultivada en la actualidad.

Luis Miguel Albisu, uno de los investigadores más relevantes del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) se hizo con el premio a la Investigación, mientras que el periodista de HERALDO DE ARAGÓN José Luis Solanilla, uno de los grandes prescriptores y divulgadores de la gastronomía aragonesa, se llevó el galardón a la Divulgación Agroalimentaria. Fue el cocinero Javier Matinero impulsor del restaurante Trasiego, el galardonado en la categoría de Gastronomía.

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios