Despliega el menú
Aragón

La FABZ: "'El TSJA nos ha dado la razón. No se puede hacer urbanismo a la carta"

El líder vecinal, Manuel Artal, está satisfecho y sorprendido por la contundencia de la sentencia que anula el acuerdo del Ayuntamiento de Zaragoza por el que se aprobó el Plan Especial que permitía la construcción de Torre Village

Recreación de lo que será el complejo comercial Torre Village, ubicado en los terrenos en los que estaba la fábrica de colchones de Pikolín
Recreación de lo que será el complejo comercial Torre Village, ubicado en los terrenos en los que estaba la fábrica de colchones de Pikolín
Iberebro

El presidente de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), Manuel Arnal, ha mostrado este lunes su ‘plena satisfacción’ y ‘sorpresa por la contundencia del fallo del TSJA’ que ha declarado nulo el acuerdo del Ayuntamiento de Zaragoza en el que se aprobó el Plan Especial del área de intervención H-61-5 (donde se ubicaba la fábrica de colchones de Pikolín) que permitió la construcción del complejo comercial Torre Village.

En una valoración de urgencia, Arnal ha hecho hincapié en que el TSJA ha aceptado los tres argumentos más importantes planteados en el recurso contencioso administrativo.

“Reconoce que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) no puede ser modificado por un Plan Especial y que no se puede hacer urbanismo a la carta”, ha afirmado.

Para el responsable vecinal no es de recibo que se sigan dando permisos para construir nuevos centros comerciales, en una ciudad como Zaragoza “que tiene -ha asegurado- la ratio más alta de España de grandes superficies comerciales por habitante”.

Por último ha hecho mención a otro de los aspectos que los colectivos que presentaron el recurso ante el TSJA pusieron de manifiesto y es la nula sostenibilidad medioambiental de este tipo de proyectos.

Arnal recordó que estos centros comerciales no son ‘lo más ecológico’. “El daño medioambiental que causan -ha declarado este lunes- es elevado. Están situados, por lo general, a las afueras de la ciudad, alejados de los centros urbanos consolidados y requieren del uso del transporte privado para llagar hasta ellos.

El presidente de la FABZ recordó los problemas de movilidad y aparcamiento que se habían detectado en el proyecto de Torre Village.

El recurso contencioso administrativo se presentó en diciembre de 2016 contra el acuerdo alcanzado en el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza celebrado en octubre de ese mismo año. En él se aprobaba un Plan Especial que modificaba los usos del área en el que estaba ubicada la fábrica de Pikolín. Estos cambios urbanísticos  fueron promovidos por la sociedad Ibercentro con el objetivo de construir en esos espacios un 'outlet' comercial llamado Torre Village.

Hay que recordar que el proyecto inicial para dar luz verde a esa modificación lo impulsó la Corporación presidida por Juan Alberto Belloch.

Etiquetas
Comentarios