Despliega el menú
Aragón

Aguilón, mirada a la prehistoria y mandalas de lujo

La Asociación Amigos X Aguilón y la escuela municipal de adultos impulsan la actividad cultural en el municipio, que cuenta también con vestigios de alto calibre en una cueva prehistórica.

El profesor Juan Guedea con las alumnas Maria Antonia Oliván, Rosario Losilla, Francisca Oliván, Carmen Clergas y Gloria Ramón.
El profesor Juan Guedea con las alumnas Maria Antonia Oliván, Rosario Losilla, Francisca Oliván, Carmen Clergas y Gloria Ramón.
Laura Uranga

Vive en Aguilón desde siempre, con la salvedad de algunos años de estudios en Zaragoza. Miguel Ángel Mata quiere a su pueblo con locura; a los 39 años es padre de dos hijos, y actualmente no está laboralmente activo por razones médicas, pero su entusiasmo hace que supere las dificultades del día a día con una dosis extra de entrega a las necesidades del pueblo. "Cualquiera que se preste a ayudar en un pueblo es bienvenido, pero cuando lo haces por el tuyo hay un extra de motivación. Mi mujer trabaja en la comarca, mis hijos van al colegio en Herrera, el pueblo de mi mujer, y el hecho de quedarnos aquí ha sido una decisión natural. Cuando trabajaba lo hacía en María o Cariñena, y siempre iba y venía, prefería quedarme aquí; ella, que es unos años más joven que yo, compartió la apuesta y aquí estamos como familia desde hace 10 años".

La Asociación Amigos X Aguilón, que preside Miguel Ángel, nació por el convencimiento de que había que sumar fuerzas para pelear por el día a día en el pueblo. "Era la voluntad de un gran grupo del pueblo, y seguimos en ello. Cenas, charlas, viajes… vamos de la cocina a las artes".

La escuela de adultos

Otro baluarte del municipio en el día a día es la escuela de adultos. No depende de la comarca; es una iniciativa del municipio. Existe desde hace dos décadas, y las tres cuartas partes de su historia ha contado con Juan Guedea como profesor. Utiliza la sede de la Asociación de Mujeres; allí pasan ratos fantásticos alumnas como María Antonia Oliván, Rosario Losilla, Francisca Oliván, Mari Carmen Clergas o Gloria Ramón. Gloria puntualiza que su sobrina se llama igual, para que no la confundan. "Normalmente estamos más, dilo, que faltan unas cuantas", apuntan. Hay clases tres días a la semana, y las paredes dan fe de su habilidad con los mandalas. Dice la RAE que un mandala es un diagrama simbólico que en el budismo representa la evolución del universo respecto a un punto central; a las congregadas en la escuela, desde luego, les aporta una expansión de sus universos particulares, además de aportarles satisfacción personal.

La economía del pueblo es eminentemente agrícola; también hay tienda, bar y una pequeña empresa de construcción. Aquí también han llegado molinos.; desde hace siete años hay un parque eólico con 25 molinos, lo que permite incentivar servicios e impulsar otras iniciativas. "El bar –explica Miguel Ángel– está cerrado ahora, por un problema de salud de quien lo llevaba, pero el ayuntamiento ya está buscando alguien que pueda cogerlo. La tienda de Bea González resuelve las compras de primera necesidad; ella es de Herrera, pero lleva aquí regentando el negocio desde 2006 y pertenece también a la Asociación". Andrés Herrando, que ha sido alcalde de Aguilón en los últimos años, está apartado del cargo por un proceso legal tras un desencuentro con un vecino, del que ya han dado cumplida cuenta los medios. En el pueblo prefieren no abundar en el tema.

El agua como amenaza

Aguilón tiene una amargura; las riadas. El filme ‘La catástrofe de Aguilón’ (1914), de Antonio de Padua Tramullas, aborda en tres minutos la ayuda humanitaria de la Cruz Roja zaragozana tras una terrible inundación en el pueblo, que causó víctimas e innumerables daños materiales. Las inundaciones, por desgracia, han sido una constante en la historia de Aguilón; su localización física –en un barranco– hace a la localidad proclive a estas situaciones. 1921 y 1986 son otros dos años luctuosos en Aguilón por este motivo, pero el problema se reproduce en mayor o menor medida cuando las lluvias se salen de lo habitual.

Las fiestas patronales de Aguilón son en honor a Santa Cristina y San Pedro Arbués a mediados de agosto; también se celebran San Isidro y el lunes de Pascua. "Con Amigos X Aguilón, como se suele decir, hacemos ‘la fiesta un cardo’; Santa Cecilia, San Antón y todo lo que se tercie. Aquí hay buen espíritu, y mucha gente longeva. Tenemos un vecino de 96 años que parece hecho de otra pasta, Andrés Prat; aparenta veinte menos por sus fuerzas. Ha sido siempre agricultor y ganadero; se sigue subiendo a podar las almendreras, y si se le estropea una teja ahí lo ves encaramado a retejar", concluye Miguel Ángel.

En datos

Comarca: Campo de Cariñena.

Población: 235

Distancia a Zaragoza: 53 km

Los imprescindibles

La tradición gaitera

De lir.

La parroquia

Construida bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario, se levantó entre los siglos XII y XIV, con modificaciones en el siglo XVIII y en el XX. Adosada a la cabecera de la iglesia se halla la espléndida torre mudéjar, construida en el siglo XV.

Moisés Pérez Nogués

Autor del libro ‘Aguilón, notas históricas’, Moisés Pérez echa un vistazo ponderado a la historia del pueblo desde tiempos remotos y hasta finales del pasado siglo, con datos estadísticos y todo tipo de incidencias.

‘El Borriquito’

La Orquestina del Fabirol rescató en su disco-libro ‘La Navidad en Aragón’ varias piezas perdidas, con la selección de Blas Coscollar. La versión recogida en el disco de “El Borriquito de Aguilón’ fue documentada por Gregorio Garcés,


Etiquetas
Comentarios