Aragón

Villar de los Navarros; el sol que trajo el agua y la batalla que se hizo cómic

El municipio del Campo de Daroca se sumará en breve a la lista de los beneficiados por la instalación de parques eólicos, y su bombeo de agua de manantial por placas fotovoltaicas es un logro consolidado.

José Manuel, José Tomás, José Ignacio y Remus, en el bar de Villar.
Laura Uranga

En Villar de los Navarros se han pasado temporadas difíciles. Décadas, más bien. Los problemas con el agua de boca y la merma en las fuentes tradicionales de ingresos pusieron al municipio en una tesitura compleja. Sin embargo, las cosas pintan bien actualmente. El alcalde de las tres últimas legislaturas, José Luis Prat, explica la coyuntura. El viento, el sol y el agua tienen mucho que ver en ella. "Nuestra economía es agrícola, cerealista, y queda un rebaño de ovejas con 2.000 cabeza. Hemos hecho muchas piruetas para salir adelante, amén de ajustar desfases presupuestarios, pero se van a instalar dos parques eólicos en el término que van a arreglar muchas cosas. El primero arranca en breve, con cuatro posiciones; el segundo es gigante, de 180 megavatios. El proyecto está presentado y ahí se proyectan algo más de 50 molinos. Eso supondrá unos ingresos anuales muy notables para el municipio, lo que permitirá aspirar a nuevos retos; las cuentas ya están saneadas actualmente, pero las perspectivas son magníficas".

Este villarejo de pro reside en Zaragoza y ha trabajado en banca toda su vida; al estar ya jubilado dedica presencialmente todos sus esfuerzos (lo que se traduce en muchas horas a la semana) al municipio que le eligió como primer edil. "Tengo tiempo disponible y lo dedico al pueblo con toda la ilusión. Tuve la oportunidad de prejubilarme joven; el anterior alcalde me pidió que fuera con él en la lista y yo quería sumar a mi pueblo, que carecía de muchas cosas; al acabar esa legislatura, ya no se quiso presentar, lo hice yo y ahí sigo".

Video:Villar de los Navarros agua pan molinos fiestas y la memoria de una batalla
José Luis no disimula su orgullo a la hora de enumerar las conquistas socioeconómicas y logísticas de Villar en los últimos años. "La prioridad cuando llegué al cargo era el agua; no podía ser que los bomberos tuviesen que venir cada verano con camiones cisterna. Lo solucionamos con una planta fotovoltaica para elevar el agua de un manantial que tenemos a 4 kilómetros del pueblo, a 60 metros de profundidad, hasta los depósitos". Una elevación de 170 metros que desde 2006 y hasta 2012 se hacía con exclusivamente un motor de gasoil; la inversión en la planta rondó los 50.000 euros, y solventó el problema, con el apoyo decidido del Instituto Aragonés del Agua.

José Luis explica que el impacto de la obra traspasó fronteras, no ya comarcales, sino internacionales. "Vino una delegación de las Naciones Unidas a ver nuestra instalación, y salieron impresionados. Ahorramos el gasoil del motor que funcionaba ahí desde 2006, redujimos el impacto ambiental y evitamos la instalación de una línea aérea de media tensión con un costo muy elevado. Ahora tiene un dispositivo que me manda al móvil el estado de los depósitos, y alerta de cualquier alteración en los niveles".

Villar cuenta actualmente con varios hijos del pueblo que se han destacado como empresarios de relevancia en Zaragoza y Madrid, además de presumir de la reconocida periodista Genoveva Crespo. También fue villarejo Enrique Luño, antiguo director general de La Caixa y rector de la Universidad de Barcelona.

El alcalde también está orgulloso del reclamo que han ejercido las piscinas municipales entre los hijos del pueblo en las vacaciones. "La gente viene al pueblo en vez de salir a las playas. Aquí se duerme fresco y se disfruta del sol, hay mucha actividad… también tenemos pabellón con bar".

La gran batalla

Precisamente en el pabellón se guarda la maqueta de una de las actividades que más impacto ha tenido en Villar (y en su localidad vecina, Herrera de los Navarros) en los últimos tres años; la recreación de la batalla librada el 24 de agosto de 1837 entre las tropas carlistas y las isabelinas en terrenos del actual término municipal, concretamente en los parajes de Val de Navarra y Cañada La Cruz. Fue un día decisivo en la I Guerra Carlista, y desde hace tres años (en 2019 llegará la cuarta edición) se recrea el último fin de semana de agosto.

El dibujante darocense Moratha, del colectivo Malavida, hizo un cómic sobre aquel episodio. José Luis relata el encuentro con el artista. "La gente de desarrollo local de la comarca de Daroca nos habló de él, vino a vernos con la propuesta, me pareció fenomenal y salió adelante, tanto Herrera como nosotros lo vimos claro; de hecho, luego le pedimos que nos hiciera la portada del programa de fiestas. Es un tío sensacional. El cómic se presentó en agosto pasado en la Diputación Provincial de Zaragoza, con una tirada de 400 ejemplares para cada municipio".

La batalla fue narrada por el pionero en la corresponsalía de guerra en la historia moderna, Charles Lewis Gruneisen. La película documental ‘El primer corresponsal de guerra’ (2017) fue proyectada en el pabellón de Villar de los Navarros con las explicaciones del historiador Alfonso Bullón de Mendoza, su guionista. "Fue un éxito rotundo; queremos seguir explorando en esta parte de nuestra historia en los próximos años".

Un nutrido calendario de fiestas que va desde lo más pío al desenfado

José Luis recuerda que su pueblo es fiestero. "Algo se prepara cada fin de semana; las peñas están activas, siempre hay ganas de juntarse. La Asociación Cultural San Fabián y San Sebastián arma semana cultural los días previos a San Antón; luego llegan las hogueras y la propia fiesta de San Fabián y San Sebastián, con misa, procesión, charanga, convite de olivas a todo el pueblo y comida reservada a los socios de la asociación. Ese día se hace el rondo llamado ‘miente, bellaco’. Uno se pone en el centro con un garrafón de vino y un vaso; se numera a los participantes y se cuenta una historia en la que se alude a los numerados diciendo, por ejemplo, ‘tres bellaco’; si el aludido no responde ‘mientes, bellaco’ y llama a otro número, bebe". Hay más; la Asociación de Madamas y Zancarrudas organiza Santa Águeda el 5 de febrero; las patronales por la Virgen de la Asunción, la recreación de la batalla carlista, la matacía en el puente de la Inmaculada, la nochevieja...

En datos

Comarca: Campo de Daroca.

Población: 102.

Distancia a Zaragoza, su capital de provincia: 79 km.

Los imprescindibles

La iglesia de San Pedro

El templo actual es fruto de dos ampliaciones realizadas sobre la fábrica mudéjar del siglo XV. Destaca su imponente torre. Las otras referencias patrimoniales religiosas en el municipio son las ermitas de Santa Bárbara y Santa Ana.

Pan rico... y mucho más

Manuel Jesús Crespo y Carmen Oliván llevan la panadería: son referentes de la comarca. Hacen asados en cada fiesta; son célebres sus tortas de tomate, almojábanas, dobladillos de cabello de ángel y la guitarra de aceite.

La Cofradía

Creada hace 26 años en honor a Nuestra Señora de los Dolores, organiza la Semana Santa local y cuenta con una gran sección de tambores. Participa en la Ofrenda de Flores y Frutos, y también en el Rosario de Cristal.


Etiquetas
Comentarios