Aragón

La DGA desconoce la estrategia de transición justa que aprueba este jueves el Consejo de Ministros

El director general de Energía vuelve de Ferraz sin datos sobre plazos y financiación para las cuencas mineras.

Central Térmica de Andorra.
Javier Escriche

 El Gobierno de Aragón desconoce por completo la estrategia de transición justa que aprobará este jueves  el Consejo de Ministros. Pese a estar en juego el futuro de las comarcas mineras de Zaragoza y Teruel, el Ejecutivo de Lambán reconoció este miércoles sin ambages que no está al corriente de las medidas concretas previstas para paliar el fin del carbón pese a las múltiples gestiones hechas tras el anuncio del cierre de la central térmica de Andorra para mediados de 2020.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, citó este miércoles en la sede federal del PSOE, en la madrileña calle de Ferraz, a representantes socialistas para explicar el plan que el propio presidente, Pedro Sánchez, presentó el miércoles en una comparecencia sin preguntas. La DGA envió a su director general de Energía y Minas, Alfonso Gómez, que tras dos horas de reunión se volvió en el AVE sin lograr saber plazos o la financiación del prometido convenio que debe garantizar que el impacto de la descarbonización sea "cero" en las cuencas mineras, como aseguró Sánchez.

El Ejecutivo autonómico confiaba en que la cita sirviera para desgranar lo que la ministra ya prometió en Andorra, un plan con medidas concretas y respaldo presupuestario. Lo único que le quedó claro a Alfonso Gómez es que el convenio de Aragón será el primero que se firme entre los territorios afectados por el fin del carbón, lo que ya prometió Ribera cuando visitó Andorra a finales de enero.

De hecho, los convenios para las distintas cuencas mineras se abordaron "de soslayo" en la reunión en la sede federal socialista, según apuntaron fuentes oficiales de la DGA.

En el Pignatelli no podían ocultar su malestar por la falta de información, aunque públicamente optaron por esperar a conocer el plan que se pretende aprobar este jueves.

Lambán, a la espera

El presidente aragonés, Javier Lambán, no pudo ser más claro el miércoles al admitir que no podía asegurar que el "punto de vista" de la DGA haya quedado recogido en el documento que se lleva al Consejo de Ministros. "Espero que lo que salga sea bueno para las cuencas mineras, pero pregúntenmelo pasado mañana", dijo a los periodistas.

Lambán confía en que la ministra cumpla su palabra, ya que le transmitió que el Gobierno de Aragón iba a quedar "satisfecho" de los compromisos para garantizar una transición justa.

Los recelos son compartidos por los partidos y los agentes sociales, que lleva meses a la espera de que el Gobierno detalle el convenio para paliar el varapalo que supone el cierre de la central térmica. Solo se ha llegado a especificar que incluirá entre 10 y 15 millones de euros para la restauración de las minas de Samca, recién cerradas ante la resolución del convenio con Endesa para el abastecimiento de la central.

En su visita a Andorra, Ribera dijo que el plan para las cuencas mineras de Aragón se firmaría antes del mes junio y el presidente Sánchez apuntó que no será antes de las generales, convocadas para el próximo 28 de abril.

Aunque el líder socialista aseguró el miércoles que el impacto de la descarbonización en el empleo de las zonas afectadas será "cero", solo aludió a que los acuerdos garantizarán "acceso ágil y prioritario a la ventana de financiación del Estado" y que será compatible con "ayudas europeas, incentivos o deducciones cuando sea posible".

Etiquetas
Comentarios