Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Beceite: una joya en la comarca del Matarraña

Adentrarse en el municipio es hacer un viaje al pasado. En 2007 fue declarado Bien de Interés Cultural por su riqueza monumental.

Vista de Beceite
Vista de Beceite
Laura Uranga

Beceite ha sido uno de los pueblos más buscados para hacer turismo rural en 2018. Situado en la provincia de Teruel, en la comarca del Matarraña, es a su vez entrada natural de la más destacada cadena montañosa del noroeste de la provincia turolense, los Puertos de Beceite. Una de las muchas maravillas que esconde Aragón.

Adentrarse en el municipio es hacer un viaje al pasado. Una tierra de asentamientos íberos y de reyes de Aragón como Alfonso II que dejaron huella en su patrimonio. El municipio destaca por el gran número de edificios históricos que posee. En 2007 fue declarado Bien de Interés Cultural por su riqueza monumental.

Fábricas o molinos papeleros de Beceite

Beceite fue uno de los principales núcleos de industria papelera en España. Más de una decena de molinos o fábricas llegaron a dominar la vida económica, social y laboral de esta población durante siglos. Gracias a las propiedades del agua del río Matarraña, ricas en carbonatos, durante el siglo XVIII se pusieron en funcionamiento en Beceite y Valderrobres trece molinos papeleros. Como curiosidad se dice que Goya utilizaba papel de Beceite para sus grabados. A día de hoy se conservan diversas estructuras y maquinarias, algunas de ellas ubicadas en edificios rehabilitados y reconvertidos hoy en establecimientos de hostelería, turismo y arte. 

El Puente de Piedra

El puente de piedra fue construido entre los siglos XV y XVI y permitió que en caso de grandes riadas la población no quedase incomunicada. El puente mide unos 15 metros de altura, tiene un solo ojo y es paso obligatorio para llegar al municipio.

El Ayuntamiento

La tradición popular cuenta que fue incendiado en varias ocasiones. A lo largo de los años ha tenido diferentes usos: antiguas escuelas, teléfono público e incluso fue consultorio médico. En una de las ventanas se puede observar la fecha 1595 que corresponde a la antigua fachada principal del ayuntamiento. Pero más adelante, en el siglo XVIII se creó la Plaza de la Constitución y el ayuntamiento cambió su acceso principal frente a la iglesia barroca situada en la plaza.

Iglesia de Bartolomé

La Iglesia de San Bartolomé es de origen medieval, pero fue reformada en estilo barroco. Situada en la Plaza de la Constitución, su construcción fue dedicada a San Bartolomé. De hecho, es el patrón de la población junto a San Eutropio. El 24 de agosto, día de la festividad de este Santo, la imagen sale en procesión.

Ermita de Santa Ana

Construida en el siglo XVII y de origen gótico-renacentista, la ermita de Santa Ana, situada fuera de las murallas de la población, recibía a los visitantes procedentes del antiguo camino de Peñarroya. En la actualidad, la ermita se utiliza para la celebración de bodas y bautizos.

El Calvario

Del siglo XVIII pero reconstruido en 1940. Desde su puerta se puede coger el sendero que lleva hasta la ermita de Santa Bárbara.

El Palau

Fue el antiguo palacio del arzobispo de Zaragoza, pero las desamortizaciones del estado sobre los bienes eclesiásticos, hicieron que diferentes edificios como el Palau, pasara a manos públicas y privadas. El edificio ha tenido diferentes usos a lo largo de la historia: cine, teatro, bar… y, en la actualidad, es la casa de la cultura (Asociación Cultural del Palau).

La Presoneta y La Botera

En la calle Villaclosa que significa 'Villa cerrada', destaca la Lonja del Ayuntamiento y la Presoneta, antiguo torreón que defendía la entrada al castillo. Más adelante perdió su utilidad defensiva y se convirtió en cárcel. En la actualidad, es el Centro de Visitantes. La calle Villaclosa también es conocida por los habitantes de Beceite como el barrio de la Botera. Algunas de las casas tienen su fachada dispuesta hacia la Plaza y antiguamente todos los vecinos tenían derecho de paso por dentro de ellas para acceder.

Portal de San Gregorio

Era la antigua entrada a la población árabe y a la Cristiana del siglo VIII al XIV. Posteriormente fue reformado quedando un portal de estilo gótico. En su interior se abre la capilla de San Gregorio Papa. En Beceite se conserva la gran mayoría de los portales que seguían el antiguo alineamiento de las murallas del siglo XVI: El portal de Vilanova, el de Sant Gregori, el de Carrau, el de Sant Roc, el del Coll o del Pilar y el pasaje de Vilanova.

Además de los atractivos que presenta el municipio, la comarca del Matarraña también cuenta con increíbles rutas para disfrutar en familia. Destaca por el alto valor paisajístico que deja a su paso el río del mismo nombre. Prueba de ello es la ruta del Parrizal de Beceite a Sant Miquel. Un recorrido con elementos de interés natural e histórico, como la Cueva de la Dona o los manantiales de la Fenellosa.

- Mas información en Unpaísdemontañas.

Etiquetas
Comentarios