Aragón

Heraldo Saludable

Las alergias empiezan con intensidad por la polinización del ciprés

Las altas temperaturas han favorecido el proceso, pero los expertos prevén una primavera "suave" al no registrarse lluvias.

Pruebas de alergias alimentarias en el Hospital Clínico de Zaragoza.
Esther Casas/Archivo

La temporada de alergias ha comenzado para aquellos que sufren alguna reacción al polen del ciprés, cuya polinización ha empezado de forma "intensa" al coincidir esta semana con un tiempo "estable y anticiclónico". Las afecciones por esta especie continuarán hasta por lo menos finales de febrero, pero le seguirán las causadas por la polinización del plátano de sombra, que también se prevé bastante virulenta.

Los expertos auguran que no será hasta principios o mediados de mayo cuando los alérgicos encuentren un respiro. Es entonces cuando comienza la campaña de polinización de las gramíneas, que está directamente relacionada con las precipitaciones registradas durante los meses previos. "Salvo que durante las próximas semanas llueva sin parar, creemos que será una campaña muy suave para los alérgicos a las gramíneas porque no ha llovido apenas", explica el jefe de Alergología del hospital Clínico de Zaragoza, Carlos Colás.

En los últimos años, el número de aragoneses alérgicos al polen se ha disparado. Actualmente, una de cada cinco personas sufren algún tipo de reacción y, por consiguiente, las consultas también se han incrementado en los últimos años. Anualmente, el servicio del hospital Clínico registra unas 6.000 primeras consultas y entre 12.000 y 14.000 revisiones. "En total, estamos hablando de entre 18.000 y 20.000 citas anuales", destaca el especialista.

Siete meses de demora

Colás reconoce que este año la gestión está siendo "más complicada" al no contar con las contrataciones de personal extra de temporadas pasadas. Estas ayudaban a reducir la demora en los meses de más afecciones. Actualmente, según admite el especialista, las primeras consultas acumulan un retraso de siete meses (las preferentes o urgentes se resuelven en menos).

El especialista recuerda que al incremento de atenciones se ha unido el hecho de que cada vez se tienen pacientes "más complejos". "Los pacientes no solo tienen alergia al polen, tienen a la frutas, a los frutos secos... Su manejo es más difícil y se complica su diagnóstico", señala Colás.

De hecho, en los últimos años, los alergólogos han mostrado su preocupación por el incremento de personas alérgicas a una proteína presente en frutas y verduras, la llamada LTP. Se calcula que puede haber hasta unos 40.000 aragoneses sensibles a esta, aunque gran parte de ellos no estarían diagnosticados. Pero, además, han aumentado las alergias a los ácaros y a los animales. "Cada vez hay más hogares con mascotas y esto hace que la gente predispuesta a ser alérgica a los animales tenga más posibilidades a desarrollarla", añade el jefe del servicio de Alergología del hospital Clínico.

Cuando una persona llega hasta el hospital, lo que los expertos valoran son las consecuencias sociales y laborales que puede generar la alergia. No es lo mismo que se estornude una vez al día, que estos no te dejen dormir por la noche o trabajar.

Algunos estudios apuntan a que entre el 20% y el 30% del tiempo que muchos alérgicos están en el trabajo no es productivo por las molestias que sufren. Los facultativos insisten en que lo mejor es un buen diagnóstico y que, ante los primeros síntomas, los pacientes comiencen a tomar la medicación adecuada para mitigarlos.

Video:Remedios contra la alergia

Etiquetas
Comentarios