Despliega el menú
Aragón

El centroderecha y Podemos se alían para reprobar al Gobierno de Javier Lambán

Una moción del PP que censura la "inacción y falta de interés" del Ejecutivo para aprobar las cuentas sale adelante en la Cámara autonómica.

Los portavoces del PSOE y PP, Javier Sada y Mar Vaquero, conversan en el pleno de las Cortes, este jueves.
Los portavoces del PSOE y PP, Javier Sada y Mar Vaquero, conversan en el pleno de las Cortes, este jueves.
José Miguel Marco

Los partidos del centroderecha se han aliado este jueves con Podemos para reprobar al Gobierno de Lambán en las Cortes de Aragón  por su "inacción y falta de interés" en aprobar este año unos presupuestos para la comunidad. Los socios de la coalición PSOE-CHA se han quedado solos en el pleno de la Cámara autonómica y han visto cómo sus socios respaldaban la moción presentada por el PP, en la que se advierte de la "repercusión negativa para el bienestar y calidad de vida" de los aragoneses. Solo han logrado la abstención de IU.

Los diputados del PP, Podemos, PAR y Ciudadanos han hecho piña y con distintos argumentos han censurado la "premeditación y alevosía" del Ejecutivo autonómico a la hora de eludir la presentación de unas cuentas para este año. Y le han echado en cara al consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, que incluso defienda los supuestos beneficios de mantener sine díe una prórroga presupuestaria que congela el gasto social e impide licitar nuevas inversiones en infraestructuras y equipamientos.

La defensa de la moción ha corrido a cargo del portavoz de Hacienda del PP, Antonio Suárez, quien ha lamentado que 2019 será un "año perdido" por la "indecente actitud" del Ejecutivo aragonés de renunciar a tener un presupuesto, "que es tanto –apostilló– como renunciar a gobernar".

Suárez ha recordado que la misma coalición PSOE-CHA advertía el año pasado de las graves consecuncias de prorrogar las cuentas, que tasó en la pérdida de 250 millones, por lo que "lo mínimo" que debía hacer la oposición era reprobar ahora su gestión. En este sentido, ha apuntado que mantener el presupuesto inicial de 2018 implica un desajuste entre los ingresos y gastos, la congelación de las inversiones sociales y la insuficiencia de los créditos disponibles, por ejemplo, para el apoyo a la mujeres maltratadas.

La cercanía de las citas electorales y, sobre todo, el creciente distanciamiento entre el Gobierno de Lambán y Podemos llevó a la formación morada a sumarse a la iniciativa del PP sin ningún género de duda, aunque no dejó de echarle en cara que "centre" ahora la responsabilidad en el Ejecutivo tras llevar meses ampliándola al resto de la izquierda.

Duro ataque de Podemos

El diputado Héctor Vicente ha justificado su desmarque con el argumento de que la prórroga responde a una "decisión fríamente calculada" por el Gobierno, que busca, a su juicio, "instrumentalizar" las cuentas "en su propio interés". Así, le ha reprochado que se negara a negociar las cinco medidas que reclamaron para pactar las cuentas, entre ellas la rebaja de los precios del comedor escolar, el incremento de las ayudas al alquiler o la modificación del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA). "Eran cuestiones bastante sencillas", valoró.

Su intervención se ha convertido en una enmienda a la totalidad a la gestión del Gobierno, al que ha echado en cara que de forma "deliberada" haya incumplido "todos los acuerdos" con el resto de la izquierda, además del "regalo que hizo a los ricos" con la modificación del impuesto de Sucesiones, por el que se elevó la exención de 150.000 a 500.000 euros en el pago por herencias entre padres, hijos y cónyuges. "Las promesas del PSOE son puro humo", concluyó.

El ejemplo de Pedro Sánchez

La diputada aragonesista Elena Allué ha recurrido a la comparación con el presidente Pedro Sánchez para reprochar la actitud de Lambán por gobernar con un presupuesto prorrogado: ha recordado que el líder socialista justificó el adelanto electoral en que no podía gobernar sin presupuestos. "No sé qué diferencia hay", ha dicho antes de lamentar que en Aragón no pase "absolutamente nada".

En su caso, ha defendido que se debería reprobar a toda la izquierda por su "incapacidad", a la que también acusó de "preocuparse mucho en pactar sillones pero poco en llegar a acuerdos en positivo" para Aragón.

El diputado de Ciudadanos Javier Martínez ha reivindicado que su partido sí se ofreció a pactar las cuentas para extender las críticas a todo el arco parlamentario. Al PSOE le ha recriminado su "cobardía" por no atreverse a escuchar a su partido tras romper con Podemos, mientras el PP mantenía la "táctica del avestruz" y Podemos se negaba con "irresponsabilidad" a un gesto para lograr un presupuesto.

La defensa del Gobierno aragonés ha corrido a cargo del portavoz de CHA, Gregorio Briz, y del diputado socialista Alfredo Sancho, que una vez más han cerrado filas. El primero ha reconocido que es "importante" tener presupuesto, pero ha argumentado que se han tomado medidas, sin citarlas, para minimizar las consecuencias antes de acusar a Podemos de hacer el juego a la derecha. Por su parte, Sancho ha señalado que con la prórroga se puede dar continuidad a las prioridades fijadas en la legislatura y se dispone de partidas plurianuales y de tramitaciones anticipadas para acometer inversiones.

Etiquetas
Comentarios