Despliega el menú
Aragón

"Antes o después tendrán que hablar con nosotros"

Médicos y enfermos han vuelto a concentrarse durante 10 minutos en los centros sanitarios de Aragón para reclamar mejoras económicas y laborales.

Imagen de los paros de 10 minutos en el hospital Clínico de Zaragoza.
"Antes o después tendrán que hablar con nosotros"
José Miguel Marco

Médicos y enfermeros de Aragón han vuelto a salir durante 10 minutos a las puertas de sus centros sanitarios para reclamar mejoras económicas y laborales. Han recriminado la actitud del Gobierno de Aragón al no "mostrar ninguna disposición al diálogo" como ya ha ocurrido en otras comunidades.

"Antes o después tendrán que hablar con nosotros. El día 7 iremos a Madrid a la concentración que hay a nivel nacional y el 21, no nos va a quedar otro remedio que anunciar la huelga para abril", ha asegurado la secretaria autonómica de Cesm Aragón, Mercedes Ortín, que ha acudido a la concentración a las puertas del hospital Clínico. La protesta también es apoyada por los sindicatos  Satse y Fasamet. "El presidente de Aragón tendrá que tomar las riendas e igual buscar un tercer interlocutor. No hemos recibido ninguna llamada para tratar los temas que hay encima de la mesa", ha añadido el portavoz de Fasamet, Leandro Catalán.

Tanto Ortín como Catalán han censurado, además, los últimos pasos dados por el Departamento de Sanidad, que todavía "favorecen más el clima de crispación": "Están mandando un sobre con acuse de recibo a casa de los sanitarios en las que les comunican los descuentos por los paros de 10 minutos, de 2,13 euros a los enfermeros y unos 5 euros a los médicos", ha señalado Ortín.

En ese sentido, han reconocido que el descuento por la convocatoria de los paros es legal y lícito, pero lo "correcto" entonces, ha señalado Catalán,  sería también suspender la actividad asistencial durante esos 10 minutos. "Y la mayor parte de los compañeros están pasando consulta hasta las 12, salen 10 minutos y luego, continúan viendo pacientes".

Respecto al seguimiento de la convocatoria de paros, Ortín ha asegurado que cree que la adhesión ha sido mayor que la del pasado día 7, aunque "no vamos a entrar en una guerra de cifras". "No vamos a poner énfasis en el seguimiento, lo que es real es el descontento que existe y que los médicos en estas horas trabajan. El problema lo tendrán cuando se haga la huelga de verdad. Entonces, hablaremos de cifras y de repercusiones a la ciudadanía", ha destacado.

Etiquetas
Comentarios